29 junio 2005

Convalescencia

Por suerte ya estoy de regreso en el mundo de los vivos. La gripe me obligó a internarme en mi cama durante 4 días. Me pegó fuerte, o mis defensas andaban pobres tal vez, lo cual no me extrañaría dado el ritmo que vengo llevando y la pequeña depresión de estas últimas dos semanas. Ayer asomé mi nariz al exterior nuevamente, un poco porque tenía miles de cosas suspendidas y otro porque me pudre estar encerrada tanto tiempo.
Lo malo de estas internaciones es que son obligadas. Ya venía pensando en bajar la pelota al piso, descansar un poco, pero mi pensamiento no implicaba los 39C de fiebre ni el gasto rollos enteros de papel H que usé como pañuelos descartables, así como tampoco el dolor muscular que me persiguió incansable, mientras el antigripal de turno me reventaba el estómago.
Pero sobreviví. Hoy me miré al espejo antes de venir al trabajo y las secuelas se notan; mis ojitos se hunden en mis ojeras, debo haber bajado los casi 2 kilos reglamentarios que la fiebre se lleva, y las piernas se me cansan rápido cuando estoy parada, pero sigo viva. Al fin y al cabo, es una gripe nomás.
Después de superar mi bajón inicial el fin de semana que he de titular: "Me siento mal, necesito que me apapachen!" (en un tono infantil naturalmente), pude aprovechar mi cuarentena viendo muchas películas al hilo y escuchando mucha música, aunque no leyendo porque un continuo lagrimeo me impedía enfocar correctamente.
He aquí algunas de las incursiones no sólo de fin de semana sino de principio de semana en cuanto a música y cine.
Curiosamente tres de las 4 películas que les voy a nombrar no son estrenos ni mucho menos pero tienen alguna relación con la música. Primeramente Leaving Las Vegas con una actuación notable de Nicolas Cage y música compuesta por Sting. En segundo lugar, la adicción al zapping me hizo toparme con Bjork y Catherine Deneuve en la película Dancer in the Dark, un dramón de aquellos, estéticamente pincelado por Bjork, lo cual lo convierte en una sucesión de escenas extremadamente teatrales. Siguidendo en la misma sintonía... ¿quién no ha visto aún Crossroads? Si les gusta el blues, entonces esta película es obligatoria.
El quiebre en estas sugerencias se los doy con una película canadiense llamada The book of Eva, cuyos actores son totalmente desconocidos, y quizás por ello lo brillante de esta película puede pasarles desapercibido en un principio. Una historia sin muchas pretensiones, sin embargo la simpleza del argumento es lo que más atrae: una mujer, ya abuela, decide abandonar su hogar, su cómoda posición económica y su marido para buscarse, para encontrarse, para disfrutarse nuevamente. No me apunté el director pero como la siguen dando en el cable, veré si puedo topármela de nuevo.
De yapa o bonus track y porque los que tienen cable pordrán verla nuevamente en HBO en julio: Pollock. Porque no existe 4ta sin 5ta.
Mechando con estas películas (que no fueron las únicas pero sí las más interesantes), vi un especial de The Doors y escuché un disco doble de acid jazz que tengo hace tiempo y había abandonado, con algunas joyitas como Brand New Heavies, Mother Earth, Apostles (de ellos Jamiroquai sacó parte de su estilo), Humble Souls, Mister Exe, Night Trains, Gregory Isaacs y New Jersey Kings. También me colgué con Gustavo Reinoso Trio en vivo en la Zitarrosa, Pierre Michelot (Round about the bass), Norma Windstone, Ella Fitzerald, Sarah Vaughan en cuanto a jazzísticos. Condimentado luego con Juan Luis Guerra y Carlos Vives, además de un poco de Café Tacuba y los chilenos Chancho en Piedra. Otros en random: Nelly Furtado, Depeche Mode (Exciter), Gorillaz y Tears for Fears.
Hoy sigo con fiebre, pero el médico me certificó sólo hasta ayer en el trabajo... Me acuerdo cuando era realmente dueña de mis tiempos y le hacía caso a mi cuerpo cada vez que me pedía que bajara un cambio. Por suerte (o desgracia), crecí entre biólogos y casi fui un bichólogo yo misma, por lo tanto le tengo plena confianza a mis defensas.
Para los uruguayos amantes de la fotografía, les aconsejo ir al Instituto Goethe a vez "Fusca fever", una curiosa exposición que tiene como protagonista al escarabajo tan querido (cuando sea grande voy a ser un fusca), enmarcado en espacios tradicionales de nuestro paisito. Y al salir de esta exposición, es bueno seguir para el lado del la Sede del Mercosur, donde se instaló la exposición itinerante sobre Julio Cortázar, que ya ha visitado Argentina, Colombia, Ecuador y Bruselas, entre otros. Se pueden escuchar relatos con su propia voz de marcado acento francés en las erres, ver muchas fotos, leer muchas cosas y meterse en su vida privada (y no se hagan los horrorizados porque nos encanta eso de meternos en la vida privada de los que destilan tormentos). Me enteré de estas dos exposiciones mirando TV Ciudad y pienso hacer mi propio recorrido de las mismas este viernes.
Espero que vuestros respectivos fines de semana hayan sido más jugosos que el mío. Sé que algunos de ustedes se están rostizando en estos momentos en que las Uropas. Mirando por el lado bueno, con tanto calor, yo probaría cocinar pescado "a la piedra"... Mmm, ya lo probé una vez y es de chuparse los dedos.
Aquí hace frío y bastante, lo cual gracias a la humedad termina de armar el escenario perfecto para toda peste de invierno, virulenta o bacteriana, que se les pueda ocurrir. Pero hay algo que me encanta, y es el placer de andar por ahí olfateando el invierno, placer del que gozaré plenamente cuando mis narinas regresen a la normalidad.

25 junio 2005

Perfil VIII - Ejes

X: ¿Entonces qué vas a hacer?
Z: Nada… no hay nada que hacer.
X: ¿No le vas a decir? ¿No la vas a pelear?
Z: No tiene sentido, no quiero herir a nadie más.
X: Ajá, claro, te pensás así te salvás de herir a alguien!
Z: Al menos le evito un dolor más grande.
X: ¿Y no se te ocurrió que la decisión tiene que ser suya en todo caso? Le debés ese voto de confianza. El sufrimiento no es algo que dependa de terceros sino de uno mismo. ¿No le vas a decir lo que sentís?
Z: Yo no siento nada…. (declaración poco convincente, no te la creés ni vos)
X: Y tapate un ojo y contame una de piratas mejor…
Z: Bueno, en realidad se me acelera el corazón, me vuelan mariposas en el estómago y cuando está cerca, sólo quiero hacerle el amor…
X: ¿Entonces? ¿Vas a dejar que se te escape esa oportunidad? ¿Vas a negarle la posibilidad de que sepa todo lo que sentís?
Z: ........ (No sabe/No contesta)
X: ¿Eh?
Z: ........ (Punto muerto: mejor no hablar de ciertas cosas, mejor no pensar en otras, mejor dejar todo como está, y sin embargo…)
X: Sabés lo que va a pasar, no? Te vas a quedar con la espina de “cómo hubiese sido si…” y se va a preguntar qué te pasó, por qué te alejaste así.
Z: Y bueno… Pero la amistad siempre va a estar ahí.
X: Sintiéndote como te sentís, dudo que la resistas mucho tiempo, digo, la amistad solamente. Pero es tu desición.
Z: Si. Es mi desición, así que gracias por el consejo pero, no, gracias.
X: Como quieras. Elige tu propia aventura...

Mientras, Y se pregunta qué le pasa a Z, por qué está alejándose, si en realidad había terrible química entre los dos, y estaba por pasar algo.

Curioso, de esta conversación, supe ser cada uno de estos tres ejes alguna vez.

24 junio 2005

Fete de la musique a Paris

Les mando el link para que vean fotos y escuchen al mismo tiempo lo que había detrás de la imagen: IMPERDIBLE.

http://www.linternaute.com/sortir/sorties/evenements/fete-de-la-musique/reportage/diaporama/1.shtml

23 junio 2005

Adelantando el finde

Aloha! Como veo que vengo con mucho material para antes del fin de semana, les adelanto algunos clásicos de viernes para mojar con pancito...

Dedito pa arriba...
... para los que no han cedido aún ante la tentación de ser hipócritas y/o antisolidarios.
... para los que hacen un intento continuo por acercarse al ideal que está en sus horizontes.
... para los que dan esperanza a quienes piensan que la perdieron.
... para Lorenzo, mi sobrino más chico, de 2 añitos, y su feliz cumpleaños: "Que 'cucuuuuuias' eli!" en el teléfono (aunque estamos a medio año de la fecha en cuestión).
... para la luna que se deja ver en los momentos menos esperados.
... para los avances de la ciencia que permitieron que un niño con parálisis cerebral pudiese caminar y así lograr una mejor calidad de vida. This is what science is supposed to be for.
... para la gente que usa la creatividad y las sonrisas como moneda de cambio.
... para aquellos viejos amigos que después de un tiempo de silencio, escriben para decirnos que nos recuerdan a menudo, y con cariño.
... para mi sistema inmunológico porque confío en que frenará esta gripe insistente para este fin de semana y me deje Okm pal concert del lunes. (Lunes toca reggae!!)
------------------------------------------------

Música proyectada para el finde (y van al hilo)
Paula Cole (This fire), Tracy Chapman, Terry Callier, Orishas, Tori Amos (Under the Pink), Fiona Apple (Never is a promise), Richard Bona, Carole King (Tapestry & Tribute), Janis Joplin, Sade, Elvis Costello, Marcus Roberts Trio, Gilberto Gil, Ketama, Nicolás Mora, Santana (Festival), BBKing... Bueno, al menos es la idea.

Acabo de terminar el libro: El Médico de Noah Gordon, y comiencé (entre otros) una 5ta lectura de Salvo el Crepúsculo de Cortázar, porque pintó y soy adicta a Cortázar. Los otros libros que comencé a leer se los comento luego, cuando tenga algo que decir sobre ellos.

-------------------------------------------------
Estuve viéndome a mí misma,un poco forzada por el insomnio, otro porque me gusta analizarme de vez en cuando. Me concentré concretamente en buscar todas esas manías que tengo, que me convertirían en una molestia muy prontamente, para alguien con poca paciencia que recién me conociera. He aquí algunos de los tantos ejemplos:
- Cuando camino por la calle acompañada, siempre lo hago a la derecha de la persona y usando el mismo pie.
- Me gusta jugar con todas las telas suaves, ya sea en la ropa que llevo puesta, como en sábanas, cortinas, etc.
- Desalojo la cocina cuando estoy creando alguna delicia culinaria. Y es probable que la ofensa de que elguien meta mano a lo que cocino sin autorización, provoque una huelga de brazos caídos aunque la comida no haya sido terminada.
- No puedo soportar el ver a alguien desayunar solo/a cuando coincidimos en tiempo, espacio y circunstancias. De más estar decir que me resulta grosero que me resulta hiper grosero el que una pareja no comparta el desayuno después de haber pasado la noche juntos.
- Me descalzo cuando estoy grabando en un estudio. No sé si es cábala o manía... En realidad, creo que me siento más cómoda cantando descalza.
- Tengo el síndrome de descorchadora de vino. Tengo que descorchar la botella, siempre. Quizás deformación de mis épocas de moza.
- Cuando estoy pensativa, suelo hacer circular mi lapicera entre los dedos de la mano derecha, sin parar, durante horas si pinta. (Sé que hay mucha gente que se siente nerviosa cuando ve esta imagen).
- Me gustan los cristales naturales, de hecho, una de las carreras que segui fue la Geología, aunque no la terminé. Sin embargo, cada vez que adquiero o me regalan uno, tengo que hacer el ritual de carga correspondiente antes de usarlo o colocarlo en el lugar donde permanecerá.
- Mi música está ordenada en su desorden particular, si ponés un CD, más te vale que vuelva a su lugar de origen. No soporto ver los CDs encima de mesas y afines, sin protección o caja respectiva. Ah! Y el volúmen de la música está bajo mi poder absoluto (por lo menos en mi casita es así... claro que en mi casita estoy yo sola y por ahora no choco con nadie con respecto a esto; además, mis vecinos son tan viejos que están sordos y no se dan por enterados cuando suena "You're unbelievable" o "I feel good!" por las escaleras y el pallier.)

Sólo nombro algunos pocos para darles la oportunidad a ustedes de comentar sus manías propias, porque todos tenemos unas cuantas, esas que "no se dejan ver" cuando se conoce a alguien por primera vez, y luego empiezan a saltar como resortes en el trato frecuente de la otra persona.
Pues entonces, ¿cuáles son tus más insoportables manías? ¿Qué manía tolerarías menos de un amigo, pareja, familiar, etc? ¿Cuáles serían "aceptables"?


22 junio 2005


Como si el carácter transitorio de la vida no fuera suficiente, nos pasamos transitando...

20 junio 2005

Hablemos de libros

Buenas, buenas!
Lindo y frío día lunes... ¿Qué tal el finde? Tengo pila de cosas para transcribir por estos lares, pero primero hay un proceso de preselección que se impone.
"Endemientras", solicito vuestra colaboración...
Resulta que decidí tomarme el domingo libre (sip, suelo tenerlo ocupado también), y todo ese momento de descanso y ocio me llevó a terminar dos de los cuatro libros que venía leyendo. Prácticamente devoré los últimos capítulos.
Como suelo mantener 3 o 4 lecturas paralelas, necesito alguna sugerencia de la lectura que merezca ser emprendida en este momento. Necesito algo refrescante, porque últimamente vengo leyendo historias ficticias enmarcadas en un contexto histórico real.
A ver qué se les ocurre a ustedes que me pueda interesar.
Chas gra!!

17 junio 2005

Sexta feira de diván

Dedito pa arriba…
… para mi recién adquirida capacidad de colgar fotos en el blog. Gracias Tom por la gran mano gran!!!
… para Fede, por todo lo que puse en el post de ayer.
… para Uds., paracaidistas, por la buena onda.

Parece que me hubiese ganado un Oscar, agradeciendo a todas las personas que hicieron posible que hoy viernes esté contenta. GRACIAS!!!
Et voila, en el post que sigue mi producción un tanto censurada pero copiosa de este día.

Perfiles V, VI y VII de diván

No estoy muy convencida de que exista la “madurez” en términos mentales. Me veo a mi misma como una eterna niña. De hecho, la primera vez que alguien empleó el término “mujer” refiriéndose a mi persona me sentí intimidada, como si de repente hubiesen colocado una carga sobre mis hombros, como si a partir de ese instante tuviese que ser distinta. ¿Cuándo pasó? Nunca percibí ningún punto de inflección a partir del cual dejara de ser niña o adolescente y asumiera el estatus de mujer. Sin embargo, a partir de ese día escuché esa palabra cada vez más frecuentemente, y a pesar de la redundancia, no he conseguido creérmelo. Me choca el hecho, como si mis “reponsabilidades” fuesen otras.
Por suerte, aún me piden identificación para entrar a los Casinos, y algunas veces para comprar alcohol. Quiere decir que no siempre me veo de un cuarto de siglo, sino de menos de 18 pirulos.
En realidad, nunca me había llegado a imaginar con más de 23 años. Hasta esa edad llegaba mi perspectiva de vida. Se puede decir que cumplí los 25 con el impulso de los 23 años, por inercia, o casualidad, o accidente tal vez.
Aquí estoy mientras mi sobrino de 10 años me mira con la idolatría que un niño siente por un adulto al que quiere parecerse. El cree que sé, que tengo las respuestas, que uno crece de un tirón y después termina todo lo difícil. Me ve a mí con la libertad que él supone no tener, con la capacidad que él añora de manejar libremente su vida. No sé cómo desmentirle esa convicción.
No creo haber “madurado” o haber alcanzado ese nivel de entendimiento de las cosas que supuestamente uno adquiere con el tiempo. Lo único que veo es cómo abandono ciertos supuestos, los cambio por otros, y más adelante retomo a los primeros aunque con otra visión de los mismos. Las incógnitas permanecen allí, inmutables, como si el tiempo fuese sólo una ilusión y no produjera verbo alguno. A ellas se le suman nuevas interrogantes, y nada cambia, yo no he cambiado, por más que se refieran a mí con otros términos.

----------------------------------------------

Tengo tres problemas básicos. El primero, es lo que soy. El segundo, lo que no soy. El tercero es que últimamente, la mayor parte del tiempo, mis actos se generan en el espacio mediante lo que soy y lo que no. Mis acciones surgen del medio, de un supuesto equilibrio. Esto me molesta. ¿Qué pasó con lo que quería ser?

----------------------------------------------

Iba caminando por ahí y de repente me crucé con la vida, me la topé por azar, nos atropellamos mutuamente. Desde entonces ella se queda conmigo, sin pagar alquiler, aumentando mis gastos. La perdono, porque sin ella no tendría memoria, ni voluntad, no podría soñar. Su presencia es soportable porque ella es más terca que yo, y más curiosa, y sobre todo, porque lo impredecible de su naturaleza me obliga a mantenerme despierta.

16 junio 2005

De riego continuo

Estoy a mil, a 2mil millones. Normalmente me gusta estar bien ocupada, pero últimamente, además de tener muchas actividades, tengo pocas horas dormidas, madrugones para ir a laburar, muy poca vida social, y hace un año y medio que no tengo vacaciones... Estoy agotada, más que nada mentalmente. Vino Lucas a visitarme, desde Argentina, aunque en realidad, desde Australia, y en una semana lo pude ver unas horas de una tarde. Incluso me fue a ver al teatro y no nos encontramos. Ahora ya volvió a Argentina y yo me siento horrible por no haberle dedicado el tiempo que se merecía. Las amistades hay que cultivarlas, es lo que siempre se dice.
Me vienen salvando del bajón total la fotografía, la música que me llena el espiritu y con este espectáculo tengo muchas razones para llenarlo, y también la creación de este blog que va a cumplir un mes, que resucitó a Dharma, y es una especie de cable a tierra para mi cabecita desbordante de energía creativa.
Fede llegó ayer desde su aventura en la Patagonia, y me propuse no cometer los mismos errores que con la visita de Lucas. Nuestro primer diálogo después de algunos años:
- Ala guapa! Que tienes menos acento chileno ahora. –
- ¿Cuándo tuve acento chileno? – le respondo con los ojos abiertos como un 2 de oro dado el acento argentino con el que este valenciano me viene hablando.
- Cuando te conocí.- Ah, right!
Es curiosa la forma en que nos conocimos. Yo estaba mochileando por Chile, nos encontramos haciendo dedo en la ruta, por digamos 2 horas. Se vino de Valencia, su ciudad natal, hasta Ecuador, pasó por las Galápagos y bordeó la costa del Pacífico en un barco, hasta llegar a Viña del Mar. Nos cruzamos más al sur, cerca de Talca, en la precordillera. Intercambiamos direcciones de emails y desde entonces nos seguimos comunicando.
Y es cierto, tengo esa tendencia a adoptar el acento del lugar donde estoy. En Chile estuve dos meses deambulando y se me pegó un cierto cantito. Lo mismo me pasó ese mismo año estando en Mallorca, durante 3 meses.
Lo cierto es que Fede me viene rescatando de una incipiente depresión. Se ha propuesto acompañarme a los ensayos, que es cuando más ocupada estoy, degustar todo vino uruguayo que encuentre (mientras le hago hincapié en el Tannat), es mi nuevo compañero en mis ataques de gula de queso o de chocolate caliente, le enseñé a jugar al truco (el cual hacía 2 años que no jugaba), comentamos mis y sus profundizaciones artísticas de estos últimos tiempos (él esculpe), intercambiamos libros y música, y hasta me salva de mis propias distracciones cotidianas, que son demasiado recurrentes (desde mi punto de vista, voy balanceando un coágulo cerebral de un lado a otro). Fede es una inspiración, por donde se lo vea, y tiene alma de amigo, de esos que están ahí en el momento justo para tirarte un salvavidas.
GRACIAS FEDE!!!!


En el aeropuerto de Nueva York

A pedido del público, otra visión parisina.

14 junio 2005

Mátalos Tulú!!!

El día viernes se cumplió una de mis peores pesadillas. Todo empezaba muy bien, un viernes de madrugada donde la lluvia empezó a amainar progresivamente, y salí más temprano del trabajo, directo al Centro, a mi ensayo general. Me subí a uno de tantos 103 que parten del kilómetro 21, Villa García. Mi hora de viaje desde el trabajo hacia el Centro se vio aterrorizada por una hora de radio que el conductor clavó en la estación del tropical rioplatense, cumbia, pachanga.
Amo la música, es mi gran pasión, mi amor platónico y erótico, mi delirio constante, mi orgasmo cotidiano, adoro los ritmos “sabrosos”, centroamericanos, como la salsa, el merengue, el guaguancó, y tantos más. Sin embargo, tengo un problema de indigestión y acidez agudas en lo que respecta a la música tropical uruguaya y la cumbia villera argentina. Por alguna razón me producen un rechazo y asco, similares al que me provocan las cucarachas a las cuales no me animo ni a pisar.
Conozco muchos músicos muy buenos que por ganarse la vida, caen el este estilo musical, sobre todo aquellos que tocan instrumentos de viento, porque es una moda, que ahora pasó también a denominarse “pop latino” aunque no es tal, y económicamente rinde mucho. Pero no puedo con mi condición. (Y esto va sin ánimos de ofender a nadie).
Me encontré entonces atrapada en medio de la cumbia a todo trapo durante una hora donde desee que la Ruta 8 no existiera, que 8 de Octubre no fuese tan larga, que me crecieran espontáneamente tapones en los oídos, que se le rompiera la antenita a la radio, que me pegaran con un martillo en la cabeza, que subieran un payador, un actor y 5 vendedores ambulantes al ómnibus, pregonando a viva voz, que cayera un meteorito justo en la estación de radio, que mataran a todos los productores de esta moda musical. Al mismo tiempo se me pasaron por la cebeza 20mil monstruosidades que podrían terminar con esta tortura china. La palabra asesinato cirulaba en mi mente como marquesina de promociones.
Lo peor es que últimamente, es raro que me encuentre con algún chofer de ómnibus que elija escuchar una selección musical más o menos decente. Hace algunos años me deleité con los conductores del 427 desde la Fac. De Ciencias al Centro, que solían poner interesantes piezas como Pepe González, Cadillacs, Ramones, Metallica, Deep Purple, etc. Estos choferes tenían onda!!! También me han tocado algunos que circulan en las horas pico esuchando las noticias, o el fútbol, y ninguna de esas cosas me molestan en lo más mínimo. Pero cumbia a volúmenes poco decorosos, onda de hacer bailongo adentro de la unidad de transporte urbano…
Lo peor es que recién una parada antes de bajarme, terminó el programa de cumbia y empezó el de música brasilera, la cual hubiese sido muy bienvenida en momentos en que el sufirmiento de mis oídos era atroz. Durante una hora de mi vida, me vi obligada a esuchar joyitas tales "...boquita, tu boca, boquita, que quiero besar tu boquitaaaa, bonitaaa..." o "...la bombachita de colores, mueve tu colita muchachita, te quiero ver la bombachita...", y peores hediendosidades. ¿Vale vomitar?
¿Hay una Ley de Murphy que se aplique? Si no la hay, debería crearse.
(copy paste de montevideo.com.uy)

"El caso Michael Jackson llegó a su fin. El jurado definió su veredicto y el cantante pop fue declarado inocente de los diez cargos que se le imputaban por abuso infantil, extorsión y secuestro."

Me encantaría poder opinar al respecto, pero estoy sin palabras. ¿Por qué? No sé... Sin embargo... Creo que estoy esperando nuevas repercusiones antes de dar mi parecer.
Por ahora, comunico lo que ya saben.

Aprovecho en otro orden de cosas para desear un Feliz Día Internacional del Weblogger a todos los que se precien o consideren como tal.

13 junio 2005

La música del finde:
Primero y antes que nada, el hermoso repertorio del sábado... mucho jazz en el teatro. Agrégole a Pat Metheny (elijan un disco, nunca hay desperdicio) y Jaco Pastorius, Petrucciani y Frank Sinatra, si, si... Volviendo a Toto en un momento de pura nostalgia. Igual el domingo prevaleció la guitarra y la composición.
Lo mejor del finde:
Obviamente el estreno del sábado!!!!! Y hay bis el sábado que viene.
El mayor desafío:
Ya me ha tocado actuar estando enferma, pero jamás me había tocado la fiebre del sábado (ya casi parece una canción, no?). Tuve que pichicatearme de lo lindo para bajar la fiebre antes de salir a escena... Nuevo, desafiante e interesante. Y lo mejor es que funcionó!
Perspectiva de la semana:
Mismo ajetreo, misma exigencia, mucho laburo, y eso me fascina!!!
Agradecimiento:
A todos los que de alguna manera se comunicaron conmigo para desearme "Mucha Merde". La verdad, no me esperaba ese detalle. Gracias!!!

12 junio 2005

...tomando un hilo prestado

El mayor desafío de un escritor suele ser una hoja en blanco. Parece que muchas de las cosas que uno tenía en mente se borran completamente, dejándote esa sensación de "está en la punta de la lengua" (o de los dedos). Sin embargo, es mucho mejor cuando uno tiene ese papel delante suyo y sabe que en cualquier momento surgirá la palabra clave que desencadena el resto.
Por alguna razón, la modalidad computarizada es aún más desafiante, al menos para mi. Creo que si muchas de las cosas sobre las que finalmente escribo no partieran de mi libretita, se me haría muy difícil dejarlas salir de donde sea que surgen o se generan dentro mío.
Hacía tiempo que no me conectaba con una de las últimas versiones del MSN. En ella vi la opción de "Escribir a mano". Es decir, mediante un programa en vez de chatear pegádole a unas teclas puedes escribir a mano o con el mouse. Se puede configurar el programa de tal manera que "interprete" tu escritura y la transforme en alguna font predeterminada, o para que simplemente, muestre exactamente tu letra al que está del otro lado.
No sé si servirá para escribir cosas largas o no. Mi entendimiento de la computación no va más allá del de un simple usuario, con excepción del software específico con el que trabajo. Aún así, me pareció que por fin se entendió que la palabra escrita a mano es mucho más significante que la escrita a máquina.
Por lo pronto, sigo prefiriendo escribir a mano mis cartas a mandar muchos emails, aunque estoy conciente de lo práctico e inmediato que es.
Hace unos años, solía compartir un "correo" con algunos amigos, compañeros de la facultad en realidad. Nos entregábamos cartas en la mano, y de ellas surgían cosas muy interesantes. No teníamos necesidad inmediata de hacerlo, pues nos cruzábamos todos los días, varias veces por día, por los pasillos, en las clases, en las reuniones de estudiantes. Sin embargo, esa modalidad de comunicación alcanzaba otro nivel, era una forma paralela de conocimiento del que está tan cercano y nunca llegamos a conocer en el trato diario.
Creo que en realidad, nosotros compartíamos esa convicción de que la mayor parte del tiempo, conocemos tan poco al que está al lado. Y sin embargo, una persona a quince mil kilómetros de distancia nos puede resultar tan cercana... Esto me sucede a menudo leyendo muchos blogs ajenos, de muchas partes del mundo, y viendo como las visitas en esta página crecen, con lectores que regresan una y otra vez, de muchos países distintos, inclusos algunos impensables como Irán y Singapur, que según veo no son "paracaidistas" que siguen de largo, sino que se quedan a leer por lo menos unos minutos.
Para volver sobre el inicio de este post, Rafa hablaba el otro día en su blog sobre el poder de nuestras acciones, y algunos comentarios llevaron a discutir el poder de la palabra. Cada vez que tengo esta pantalla en blanco, busco en mi libreta, elijo, descarto, modifico, y al empezar la transcripción, termino escribiendo cualquier otra cosa la mayor parte del tiempo, lo cual no no es extraño. Sucede que hay una pequeña diferencia entre mis cuadernos que escribo hace años, y lo que que expongo aquí: la responsabilidad de saber que aunque sea en pequeña medida, esto puede afectar a al menos a un lector, para bien, para mal, como interruptor de algún pequeño proceso, lo que sea.
Entonces el desafío de la hoja en blanco se tansforma en la certeza de que al menos existirá un lector distinto además de uno mismo. Deja de ser un problema de "cuantos secretos uno devela sobre sí mismo", sino de la manera en que uno "pretende" llegar al que lee, sobre todo porque la lectura de un segundo o tercero, en este caso, es un acto totalmente voluntario. ¿Qué es lo que lleva al paracaidista de turno a detenerse en esta u otra página?

10 junio 2005

Post de viernes

Ventanita MSN:
Yo: Es viernes si, si…
E: Jazz y grappamiel? O vas a descansar para estar 0km el sábado?
Yo: Qué buena pregunta, che. Estoy dudándolo, viste que no esta muy pepé el tiempo, aunque no me quiero perder el Hot Club, no sé.
E: Lo que te parezca. YO te voy a extrañar si no vas… Pero también quiero que estés super bien mañana.
Yo: Sip, yo tb… Igual tengo todo el sábado de mañana pa dormir. Pasa que estoy nerviosa.
E: Entonces te abrigás bien la garganta y venite a sacarte los nervios!!!
Yo: Si… Puede ser. Tenés razón! Qué fácil que me prostituís!
E: ¿Para qué están los amigos?
Yo: En tu caso, PARA EMBORRACHARME!!!

Llegó el viernes, llegó la JODA, y mañana es el famoso estreno. Momento propicio para tirarles algún que otro dedito pa arriba. El resto de las producciones literarias están perdidas en mi libreta nueva (porque compré una nueva) de notas, y no he tenido tiempo de tanscribir nada. Será para el lunes.
------------------------------------------
Dedito pa arriba…
… para este viernes que salgo más temprano del laburo para ir al ensayo general.
… para mi sobrino más chico que anoche dijo “tía iéén!!!” cuando me vio al pasarlo a buscar por la guardería con su padre (quería decirle a su maestra que su tía también había venido).
… para todos esos “blogueros” que he venido leyendo que despiertan mi curiosidad, asombro, risa, mueven emociones, alimentan de alguna manera mi cerebro o mi alma o ambas. Realmente hay cabecitas que brillan por todos lados. Es un placer el encuentro y la sorpresa.
… para el capuccino y el mate de esta madrugada que evitaron que me “desmayara” sobre el teclado.
… para mi vecino (algún día me lo voy a comer en dos panes aunque suela ser un antipático) que anoche me crucé en la esquina de casa y, viéndome cargada y con una mano con tendinitis, retrocedió sobre sus pasos para volver conmigo hasta la puerta del edificio, me ayudó con mi carga, incluso me abrió la puerta del ascensor. Pensé que este espíritu se había perdido (y no! no me estaba cargando, aunque….ahora que lo pienso…)

El dedito pa abajo…
… lamentablemente tengo uno esta semana. La copiadora de CD no me funciona y tengo que seleccionar unos temas entre 6 CD, para armAr 2 CD nomás. Antes que molestar a amigos y conocidos pidiendo favores, decidí ir a un cibercafé.Yo me pregunto: ¿para qué hay dos cibercafés por cuadra si ni siquiera uno tiene “el programa bajado en la máquina” para poder hacer una simple compilación de música? Conclusión: ESTOY DESESPERADA!
---------------------------
Acotación al momento de publicar este post:
DEDITO PA ARRIBA PA DANIEL QUE ME GRABO TODO CON TERRIBLE BUENA ONDA!!!!!!
CHAS GRA!!!!

Buen finde!!!! Pórtense mal y si están en Montevideo, vayan al Plaza mañana sábado y disfruten de la buena música.

07 junio 2005

Rincón de quejas

Es tradición nacional y está en la naturaleza del ser humano como bicho social. ¿Quién no lo ha hecho alguna vez? ¿Quién no ha sucumbido ante la tentación de despotricar abiertamente sobre el destino y las circunstancias?
El paisito no puede ir contranatura, y ahora que ganó la izquierda, la escusa principal para practicar este deporte se fue al tacho. Antes de que el síndrome de abstinencia se apodere de nosotros, hay que hacerlo, hay que quejarse, aunque sea de una espina en el dedo, y un blog parece ser la oportunidad de oro. Es bueno, es sano mientras se use de válvula de escape y es un momento catártico de gran interés para la psicología.
Como acabo de mandar mi queja en el post anterior, os invito, os doy vía libre para que hagan oír su/s queja/s en los comentarios. Dejaros llevar, sacad aquello que os comprime la razón, deshaceros de presiones innecesarias, echadlo todo afuera!!!
¿Cuál será tu queja de hoy?

“Lo que mata es la humedad”

(Otra intervención del Sensei de la SabiTuRRía Popular)

No sé qué le habrá pasado a Don Zoilo allá en el campo para que hiciera esta afirmación, ahora tan incorporada a nuestro vocabulario diario. Capáz que en un día de humedad, en la niebla se le apareció una luz mala que lo mató del susto.
Sin lugar a dudas, es algo que puede aplicarse a un día como el de hoy (y el de ayer, y el de mañana y los días siguientes hasta el sábado según las predicciones), donde la humedad es tan palpable que las paredes, los muebles y hasta la ropa sudan, se impregnan de pegoteantes gotitas.
El aire está tan cargado de agua que amortigua la temperatura en ese punto en que uno no sabe si sentir frío o calor, si salir con paraguas o no, si usar ropa liviana o no, si fue que la ropa que te pusiste estaba ya húmeda adentro del ropero, si peinarte o no porque a los dos segundos lo prolijo dejará paso a lo erizado.
El colmo fue anoche, cuando fui a visitar a mis padres (en esa visita de médico, cortita pero efectiva). Como ya comenté alguna vez en un post, ellos viven en una casa antigua de esas de claraboya, los muros son en parte de unos ladrillos enormes de más de 100 años, y en otra de piedra, todo unido por un reboque que hasta tiene caracoles en algunos lados. En el arreglo/remodelación de la casa, la pintura que cubría todo esto fue sacada, quedando los ladrillos, piedras y accesorios a la vista. Con la humedad, el reboque entre los elementos parece que “se derritiera” gracias a la condensación. No es agradable, sobre todo porque todo empieza a desprender ese olor rancio de humedad atrapada.
Mientras tanto, los gérmenes proliferan (porque no hay que olvidar que el agua es fuente de vida…) y estoy segura que no soy la única en este momento que estará acordándose del refrán, después de ver que los ganglios se transforman en dos pelotas (oportunas bolitas en la garganta que uno necesita que esté sana para el estreno, o sea, en 4 días).
No sólo te mata en el sentido de la salud sino que te mata en el sentido anímico. “Si yo me cuidé y me cuidé, me porté bien, me abrigué, tomé tecito de guaco con miel, limón y canela, mastiqué genjibre y merengues, ando con el chal grueso en el cuello pa todos lados… Sin embargo, aquí estoy, resignada al cruel destino, esperando que la humedad me termine de matar mientras me tomo un mate con menta.

06 junio 2005

Perfil IV

De vez en cuando él se quedaba contemplándola en las numerosas conversaciones que mantenían, y le gustaba cerrar los ojos por unos instantes, escuchando su voz, para luego abrirlos.
- ¿Por qué hacés eso? - le preguntó ella una vez.
- Porque me gusta cerrar los ojos, imaginarte, y verte a tí cuando los abro -.
Un ángel pasó... Ella sonrió, luego dudó.
- Ojalá siempre tengas esa linda imagen de mi. - Las palabras oscurecieron por un momento su rostro, y el de él.
- ¿De qué hablás?
- Es que soy tan imprefecta... Sé que lo voy a estropear. Me ves de una manera demasiado ideal. Nadie tiene ese concepto tan bueno de mi persona.-
- Capáz que nadie descubrió lo que yo veo en tí. No actuás de la misma manera con todo el mundo... -
- ¿Te parece que soy hipócrita? -
- No, para nada, al contrario. Pero me parece que escondés tu sensibilidad a muchas personas. Creo que te da verguenza mostrarte como sos.-
- Sucede que puedo ser de muchas maneras, y todas ellas forman parte de mi. No todos tienen que ver esa sensibilidad de la que hablás. Puedo ser muy cruel por ejemplo, si lo quisiera.-
- No lo dudo. Sé que sos una mujer muy inteligente. Pero de todas maneras, te escondés y no entiendo por qué.-
En el fondo, él no esperaba respuesta. Sin embargo...
-No sería justo contigo... Todo lo que me pasa contigo no es justo para tí. - Ella parecía a punto de llorar mientras hablaba. Las palabras rebotaban en la mente de su interlocutor. Abrazarla... sólo pensaba en abrazarla. Ella continuaba. - Podría lastimarte mucho. Sé que tarde o temprano te voy a lastimar.-
El cerró los ojos, cerró el entendimiento, cerró la razón. Nunca a él, jamás podría lastimarlo a él.
- Podrías, pero no lo has hecho.-
- Aún...-
Tenía que parar estas palabras. Cada una de ellas no debería haber penetrado en ese ínfimo espacio entre los dos. Si la dejaba seguir, sería una cuña que los separaría... La abrazó, la acarició, le secó las lágrimas, la besó. Quería convencerla, quería transmitirle esa seguridad que él tenía sobre los dos. No sabía cómo demostrárselo.
Finalmente ella respondió aferrándose a él.
- Es bueno que uno de los dos tenga fé, y me alegro que seas vos. Así alimentás mi esperanza con tus ganas.-
Pasó un ángel... Pasaron las palabras. No habrá cuña. Esta vez él salvó el peligro. Pero otra vez se estropeó la oportunidad de decirle por primera vez que la ama, que ella es la única mujer que el ha amado aún antes de conocerla.
Si no fuera por sus preguntas... ¿Por qué siempre pregunta algo?
La música del finde:
Ruben Blades (Mundo), Mc Solaar, Donald Harrison Jr., Marisa Monte/Carlinhos Brown/Arnaldo Antunes (Tribalistas), Joni Mitchell (Live y Mingus), Los Delinquentes (El sentimiento garrapatero que nos traen las flores), Paula Cole, Alicia Keys, Mike Stern (Play y Give and Take), Lucky Peterson (Move), Moby (cualquiera de los discos, menos el último).
Lo mejor del finde:
La cena del sábado de noche... Todavía me chupo los dedos. El hornero terminó el nido (yupi!). La llamada de mis padres a almorzar el domingo (antes no me querían ni ver y ahora me extrañan si no voy, que tiernos!)
Una recomendación:
Ya la vi varias veces pero vale la pena verla repetir la experiencia: Shine (Claroscuro). Tremenda peli!!!!!
La idea fija:
Mis vacaciones de Setiembre. (No escuchan de fondo la música de Tiburón? Así viene la mano)
Perpectiva de la semana:
Si la semana pasada no tenía un minuto para respirar. Esta semana, respirar más que un lujo será un milgaro. La recta final antes del estreno...

03 junio 2005

Vómito creativo de viernes

Ventanita MSN:
E: Hoy es viernes: JODA, JODA, JODA, verdad? Tenemos jazz?
Yo: Obbbbvio! Sisisisisisisisisisisisi!!!!!!!!!!!
E: Pero vos no dormiste nada anoche!!!
Yo: No subestimes mi resistencia. Sólo se vive una vez…
E: Me imagino que dormirás de tarde entonces
Yo: Niet, no creo, creo que me voy a hacer un buen mate para encarar las reuniones de la tarde.
E: Reservame una silla así tomamos una grappitamiel que con la lluvia viene bárbara.
Yo: Nos vemos allá, a no ser que haya inundación con esta lluvia.

Día viernes implica nuevamente, verborragia y aceleración. Me tomé el tiempo de emprolijar los links a la derecha, agregando algunos de mis nuevos descubrimientos bloguísticos. Costó ponerlos, porque tengo muchos más en mis favoritos, pero las leyes estéticas y de practicidad indican que si se pone mucha cosa, al final nadie mira nada, y mi propósito es que se den una vuelta de vez en cuando por alguno de esos blogs recomendados, porque realmente valen la pena. Ya los iré variando de vez en cuando para que todos tengan su momento de gloria.
Y ya que los fines de semana abandono el ciberespacio y me dedico a la vida silvestre lejos de pantallas, pa que no digan que ya me cansé de escribir, les tiro parte de la producción (muy censurada porque había mucho material) de esta madrugada tormentosa y mañana lluviosa.
-------------------------------------
Dedito pa arriba…
… para los propietarios de los deptos del edificio donde vivo que decidieron no subir los gastos comunes hasta fin de año.
… para Lucas, mi amigo australiano, que aprovechando su pasaje por Argentina, cruzará el charco sólo para visitarme (bueno, y también emborracharse hasta que salga el sol)
… para el disco de Diane Krall “Live in Paris” que me acompañó en mis horas de insomnio.
… para mi plantita de romero que gracias al sol de ayer sacó unos nuevos brotes preciosos (diría mi libro de la infancia "El árbol sabio": ..."estiró los brazos y creció, creció, CRECIO!")
… para todos esos escribientes de blogs que no andan en su mejor momento, que andan tristones y preocupados. No soy buena porrista pero VAMO’ ARRIBA ESE ANIMO GURISES!!!!!
-----------------------------------------


“Que le ciel ne nous tombe pas sur la tete!” De miedos y otras chauchas
Es curioso cómo para Les Gaulois, la única cosa temible era que el cielo se les cayera encima. De chica, cuando leía Asterix, me parecía que ese era un miedo tonto, más superstición que otra cosa. Repensando las cosas ya más crecidita, caí en cuentas que aún conservo algún que otro miedo absurdo de mi niñez. Por ejemplo, la oscuridad en los pasillos o accesos de las casas y edificios me provocan irrefrenables sensaciones de terror (búsqueda frenética de interruptores de luz o carreras hacia la puerta más cercana: chicken!). Sin embargo, los cuartos cerrados o las calles oscuras no me provocan ese efecto. Con el tiempo, aprendí a controlar mis reacciones, casi todas menos el latir acelerado del corazón en esos momentos.
Otro de esos miedos que no puedo erradicar es el que me provocan los truenos. Es decir, me encantan las tormentas, de hecho las persigo, las busco, la mayoría de las veces para sacarles fotos. Adoro ver rayos y relámpagos, me fascina verlas llegar desde el mar, sobre el horizonte (como ayer de hecho), pero tiemblo (o me aferro cual garrapata a lo que tenga más a mano) cuando escucho los truenos. Ayer estuve analizando mi cobardía en medio de la tormenta que se desató finalmente en la noche. Mi miedo se despierta cuando no puedo ver el rayo que ocasiona el subsecuente tronar, cuando el cielo se ilumina y no puedo discernir dónde fue la descarga.
Cierta vez, coincidieron ambas circunstancias. Me encontraba en el largo corredor de la casa de mis padres, esas casas rioplatenses de la época colonial, con claraboyas de vidrio opaco. Allí me encontró una tormenta eléctrica que causó un apagón en todo el barrio. Mejor no les explico los pormenores, pero digamos que pocas veces agradecí tanto el regreso de la electricidad (La lú! La lú!).
Otro miedo/fobia: las agujas. No se necesita mucha imaginación para concluir que sacarme sangre, la anestesia del dentista, la vacuna antitetánica (de la cual vivo perdiendo el certificado) significan crueles torturas y hacen trastibillar mi resistencia.
Por suerte este análisis también me llevó a sacar cuentas de todos aquellos miedos que vengo superando o que ya superé por completo. Claro ejemplo de un proceso largo y de muchos años que viene mejorando es mi pánico escénico (parálisis total sobre el escenario, mareo, náuseas, temblor de piernas, nudo en el estómago y la garganta, tartamudeo, mariposas en el estómago y alrededor de la cabeza, etc). En estos últimos años, mis avances sobre esto han sido lentos pero seguros. De todos los síntomas, aún parece que me clavaran los pies al piso, las mariposas siguen revoloteando y las piernas temblando, pero el resto es absolutamente controlable y me di cuenta que necesito esa al menos de adrenalina corriendo por las venas.
A lo largo de la vida, los miedos van y vienen, son señales de alerta, nos mantienen despiertos aunque no siempre lúcidos. Yo cambié la mayoría de mis miedos por reacciones tontas ante otras situaciones. Si bien ya no tartamudeo en el escenario, sí lo hago en situaciones específicas (y esto lo digo protegida por el anonimato de este blog, porque en realidad es una situación poco cómoda de vivir); la mayoría de las mariposas las reservo ahora para otros momentos menos temibles, y los temblores de piernas los vuelven de vez en cuando en alguna conversación demasiado seria.
Cobrade no podría ser entonces el que tiene miedos, sino el que se niega a enfrentarlos.
----------------------------------------
“¿cómo se puede acostumbrar alguien tanto a la felicidad que deje de sentirla?”
Tomé prestada esta frase del blog Azul de Blancos, porque me trajo a la mente una historia que escuché hace un par de años y que mis sobrinos adoran escuchar.
En esta historia un gato grande observaba jugar a un gatito chiquito detenidamente. El pequeño intentaba incansablemente atrapar su cola. Daba giros, saltaba, sacaba las uñas y no conseguía atraparla.
El gato grande sonrió y entonces preguntó:
- ¿Por qué intentas con tanto afán atrapar tu cola?
El pequeño detuvo su juego, casi sin aliento y le contestó:
- Porque mi cola es mi felicidad. Me di cuenta que si llego a atraparla seré feliz.
El viejo gato volvió a sonreir.
- Sabes, yo también alguna vez pensé que mi cola era mi felicidad. Pero me di cuenta que cuanto más la perseguía, cuanto más intentaba atraparla, más cansado estaba, más difícil me resultaba. Sin embargo cuando dejé de buscarla, pude verme a un espejo y descubrí que ella está conmigo a donde quiera vaya.

Es lindo pensamiento para arrancar el fin de semana, no creen? Pasen lindo, llévenla rica y disfruten al máximo.

02 junio 2005

Mirando pa arriba

Copio y pego (Trozo de artículo fresquito de TerritorioDigital.com)
"La luna y Marte produjeron un eclipse
Buenos Aires. La luna ocultó ayer por la mañana durante casi una hora al planeta Marte, tras cruzarse en el cielo, y provocó un efecto eclipse que pudo verse en gran parte del territorio argentino, Chile y Uruguay. Mariano Ribas, coordinador del área Astronomía del Planetario de Buenos Aires, dijo a Télam que “la ocultación se vio en Buenos Aires, La Pampa, la Patagonia, Uruguay y parte del sur de Chile”. (...) Ribas afirmó que “la parte más interesante del ocultamiento fue cuando al reaparecer del otro lado de la luna, se vio de pronto una luz anaranjada que comenzaba a encenderse”. A través del fenómeno visto durante la madrugada pudo observarse en tiempo real el recorrido de la luna en el firmamento."


Acotación: Una de las ventajas de vivir en el paisito pero con horario europeo: la luz anaranjada, a pesar de las nubes, la vi!... Amo los eclipses, me provocan esa sensación de que el tiempo deja de correr, que la respiración se detiene.... Mi mejor experiencia fue un eclipse total a las 5 de la tarde de una noche de verano hace algunos años, privilegio del que disfrutarán el 3 de octubre los que se encuentren en la península ibérica.