29 julio 2005

Qué suerte! Hoy hay joda!

Si señoras, señores, niños y niñas, estimados querubines: YA ES VIERNES.
(Música del soundtrack de Tiburón> Chachan chachan turururururururu tururúúúú!!!!!!)
¿Cómo? ¿Ya se olvidaron?!!!!! Viernes es joda, es jazz, es agite, es jolgorio y es momento de descarga en un clásico post de viernes, con yapas y agregados, guiños y deditos alzados.
Además, hoy es día de ñoquis!!!!!!!!!!
Vayamos por partes entonces...

Hace tiempo que nos les recomendaba música... Ahí van algunos álbumes que no debe faltar en la colección de ningún amante del jazz y las fusiones para este fin de semana, diría yo "inspirado" y musicalmente orgásmico:
John McLaughlin (The free spirits), Allan Holdsworth (IOU), Carlos Santana & John McLaghlin (Love Devotion Surrender), Dave Weckl (Master Plan), John Malcapine/Bunny Brunel/Dennis Chambers (C.A.B), Mike Stern (Standards), Jaco Pastorious (Live in NY Vol II), Kenny Garrett (Black Hope), The essence of Al Di Meola, Cannonball Adderley Sextet (Nippon Soul).
----------------------------------------

Qué semana!!! Ayer en particular fue como en la canción de Jamiroquai, Black Capricorn Day, a pesar de toda la buena fortuna presagiada por mis pajaritos, sufrí una peculiar acumulación de hechos desafortunados que comenzaron la noche anterior en mi caminata por la playa.
¿Por qué detesto la Playa Pocitos? A ver... La detesto primeramente porque es la más frecuentada y en verano parece un hormiguero. Sin embargo están las canchas de volley, entonces a veces me veo varar por ahí. Además me desagrada que el ruido de los autos esté tan cerca. Por eso en Montevideo, prefiero la Playa Verde. Sin embargo, es invierno, y el miércoles vi un E S P E C T A C U L A R juego de luces y colores en la puesta de sol en el Puertito del Buceo, y mientras desandaba mis pasos, decidí bajar a la Pocitos a pisar arena.
Ahora sé por qué odio la Pocitos en invierno. La gente lleva a sus canes allí, lo cual no me molesta en absoluto si llevaran una bolsita para levantar lo que los perrillos dejan de regalo ahí en la arena. Obviamente, no debe ni haber un 1% de personas que lo hagan. Resultado: Caminar de noche por una playa transitada por perros y sus dueños irresponsables y llevarse un regalito en la suela de los zapatos, que justamente son de esas suelas con muchas burbujitas que amortuguan los pasos porque me la paso caminando por la vida. Alguna vez me dijeron que pisar caca es señal de buena fortuna.
En eso reflexionaba en la media hora que dediqué a la limpieza de mis shoes favoritas, escarbando con un palito entre las burbujitas. Si, ya sé, es una imagen desagradable, pero ¿a que se lo imaginan bien?
Llego al trabajo a eso de las 350am, como siempre y recibo una llamada de España. Un tipo con muy mal acento me pregunta: "Du shu spic inglish?" Si, corazón, hablá en español o inglés que no hay problema. Já, eso pensaba yo, que no habría problema. Demoré 10 minutos en saber cuál era el problema de Halkim, cuyo español era igual de deficiente que su inglés, y al final, ni siquiera me correspondía tomar su llamado. Las idas y venidas del trabajo fueron más que insoportables esta semana toda, pero uno sabe llevarla porque es el trabajo por el que se le paga, y básicamente el mío en esta empresa es arreglarle los problemas a los demás.
Sin embargo, viendo que las personas que deberían hacer su parte del laburo, no colaboran contigo, uno se va desmoralizando.
Encima, hay que decirlo, los clientes franchutes son completamente ignorantes sobre todo, hasta del negocio en el cual ellos mismos están metidos, entonces mis conversaciones con ellos son poco más que lecciones básicas de un maestro de escuela a un niño caprichoso que no quiere aprender.

En lo peor del día, súbitamente, salta una ventanita en la computadora:
NOTICE: If your computer has errors in the registry database or file system, it could cause unpredictable or erratic behavior, freezes and crusches. Fixing these errors can increase your computer's performance and prevent data loss. Would you like to install Winfixer2005 to check your computer for free? (Recommended)

-No! No quiero bajar nada ni instalar nada. Me acaban de cambiar el sistema operacional y ya me desaparecieron bastantes cosas como para bajar fantasmas que arreglan cosas milagrosamente cuando ni siquiera hice nada para que me saltara la ventanita esa!
Así que hago click en "Don't Install", y me salta otra ventanita que me empieza a escanear la máquina. Cierro todo! Ahora que perdí mi buscador de troyanos y ainda mais con el cambio de sistema, no confío en nada de lo que se abre. Doy cerrar en la X de la esquinita, y cada vez que cierro una ventana, la pantalla se me pone en blanco como desmayada... Crtl + Alt + Sup.
- Ok, querés jugar rudo, jugamos rudo las dos! Qué pasa si te apago?
Se ve que me adivinó los pensamientos y el poltergheist abandonó la máquina. JA!
Luego de dicho acto de exorcismo, todo volvió más o menos a la normalidad. Hasta salió el sol y todo! Leí el "punto final" de Rafa justito unos minutos después y lo que me reí y lloré, no se los puedo explicar. Creo que entré en esa crisis de risa histérica.
(Mmmmm, Blue, mirá que te escucho reirte de mi. Ya te va a tocar...)
Lejos de irse, mi buen humor fue aumentando. Hasta me banqué las peleas a mi alrededor, y disfruté cantando de regreso a casa.
-------------------------------------------

Era el cumpleaños de un gran amigo, así que compré una Patricia bien fría, y me fui hasta la casa donde se mudó, en Jacinto Vera (qué barrio Jacinto Vera!). Me encantan las calles adoquinadas!
Allá llegué después de una larga caminata.
Jo, el cumpleañero, es luthier, y justo le estaba dando los últimos retoques a su creación (que insisto, debería bautizar con algún nombre femenino pronto, antes de que se le ofenda), una guitarra super dulce con un diseño de clavijero muy particular, un brazo super cómodo y unas vetas en la caja que son la envidia de cualquier tinta de pelo. Estuve ahí para ver el primer encordado y escuchar las primeras notas temblar.
Soy muy emotiva para algunas cosas. Cuando vi esa guitarra moquée a lo bobo, como el día que me regalaron a Layla, y me daba cosita tocarla de tan linda que estaba (Layla es una clásica morocha Hauser, modelo especial, Made in Argentina, del 94).
--------------------------------------------

Dedito pa arriba...
... para gorriones y horneros que ya son papás.
... para Jo por su cumple (no se nota la vejez) y su nueva creación.
... para los puntos finales.
... para la sonrisa de la luna esta madrugada.
... para el buen humor que enfrenta cualquier contratiempo que se les ocurra. El mejor remedio, la mejor vitamina.
... para la segunda temporada de Carnivale cuyo primer capítulo se emitirá el 6 de agosto y retomaré la costumbre de verla comiendo totopos con guacamole y quesadillas. Ñam!
... para el jazz con grappamiel (que nunca falten, salud!).
--------------------------------------------

Los dejo con un recuerdo de la infancia.

Dharmita (con 5 añitos): Papá, ¿a dónde se van las estrellas de día?
Padre de Dharma: Las estrellas, de día, se van al carajo.

Y así fue que Dharma se convirtió en poeta.

Pórtense mal este fin de semana. (^_^)

(Cuando SEA grande VOY a SER una SONRISA en el momento JUSTO)

Agregado de último momento: Los invito a que comprueben cómo suena Saturno en el espacio.

27 julio 2005

Una historia ovípara

La primera vez que dormí en el apartamento en el que vivo actualmente, me desperté con el piar de unos pichoncitos. Después de explorar en los pretiles de las ventanas y ramas de los árboles de la cuadra, aquel piar parecía ser todo un misterio pues ningún nido podía verse en ningún lado.
Pasó una semana hasta que una noche que me quedé dormida en el living (que es en realidad un living con kitchenet), me desperté tempranito con el pío-pío imparable, constante. Esta vez agudicé el oído y seguí el trinar hasta el hueco cubierto por una madera, ahí donde debería estar el extractor de la kitchenet. Abrí los ojos a la inminente realidad: tengo un nido instalado en el hueco del extractor (lo que ahora ya parece obvio y redundante, ¿no?).
Durante un par de meses, coincidentes con el comienzo de la primavera montevideana, mis inquilinos emplumados obraron de despertador. Por cierto que nunca intenté verlos, pero saber que estaban ahí era motivo de regocijo en esas mañanas con aroma a flores, polen y brotes frescos.

¿Y por qué les cuento esto ahora? Pues, porque mis inquilinos regresaron.
Descubrí los piares el fin de semana pasado, tomando mi primer mate mientras el sol salía apenas, luchando contra las tupidas nubes que parecen haberse adueñado del cielo.
Deben reconocer lo inverosímil de vivir en el tercer piso de un edificio que cuenta con diez en total y tiene un nido de gorriones (porque palomas seguro que no son) en el agujero del extractor. Supongo que se deben meter por la salida del tubo en la azotea. No creo de todas formas que les sea muy práctico a los padres, el descender todo los días por el tubo para darles de comer a los pichones.
Pero más raro me parecería que esto ocurriera en algún otro piso del edificio además del mío, así que disfruto de mi despertador personal (servicio que acordamos en secreto a cambio de la parte del alquiler que ellos no me pagan).

Soy una persona afortunada. De todas las cosas raras que me han pasado en la vida, esta es la más agradable.

Otra de pajaritos:
Felicitaciones a la feliz parejita de horneros que también ha visto nacer a sus primeros pichoncitos bajo la inclemencia de este invierno, justo en la entrada del lugar donde trabajo. Y pensar que conocí al macho cuando todavía no había hecho nido y andaba piando solito para intentar embelezar a alguna hembrita.

25 julio 2005

Woody en comedia

Lo que me gusta de las comedias de Woody Allen es cómo enmarca las relaciones en circustancias caricaturescas, despilfarrando sarcasmo y cinismo sobre la vida misma. En el momento en que la película termina y estás en ese limbo incierto entre la realidad y la ficción, es cuando podés percibir que la caricatura y la realidad son exactamente lo mismo.

Las relaciones humanas son realmente materia prima de la comedia del absurdo, sobre todo en el caso de Woody. Hoy nos desgarra el dolor, mañana nos reímos de las cicatrices, y en el proceso mediante, las cosas más inverosímiles pueden ocurrir. La desgracia humana parece ser fuente de entretenimiento del hombre mismo.

21 julio 2005

Anoche me quedé sentadida delante del Puertito del Buceo, con mate y música, hasta que las nubes empezaron su psicodelia de ocres, rojos, rosados, lilas y azules. La luna me miraba desde mucho antes que el sol empezara a ponerse, pero antes de emprender el retorno a casa, me saludó de esta manera.

19 julio 2005

Hay días y días

"Hoy es uno de ESOS días". Una sentencia muy común del cotidiano.
Se dice que todo depende de cómo uno se levante.
Existen días en que uno se levanta con el pie izquierdo o del lado izquierdo de la cama, lo que provoca el característico humor de perros. Las personas que sufren de este humor te ladran sin razón en lugar de hablarte como un ser mínimamente civilizado (la persona, no uno). Ejemplo de la vida real es el día de ayer, donde la mayoría de mis colegas respondían con un "GUAU! GUAU! GRRRRRRR!!!!" enfermizo ante cualquier cosa. Si hay algo que me fastidia es la gente que te trate mal al pedo, perdiéndote el respeto. Lamentablemente, parece que el 70% de las personas que me rodean en mi trabajo normal (el de 9 horas en horarios raros), está sufriendo una racha de levantadas del lado izquierdo de la cama.
Pero también existen días en que uno se levanta cantando alguna tonada, con una sonrisa en los labios y el presentimiento de que ese día va a ser estupendo. De hecho, se puede asegurar que ESE día será un buen día, sólo por el hecho de estar convencido que así será.
Me ha pasado en ocasiones de abrir los ojos con la sensación de que algo malo va a pasar. Si bien esto no afecta mi humor, sí incide sobre mis mecanismos de alerta. La sensación me acompaña hasta que me acuesto al final del día, convencida de que si no me enteré de que algo malo haya ocurrido, pronto me enteraré.

Sin embargo, muchos días son ESOS días donde uno funciona por inercia. Suena el despertador, cae el manotazo para apagarlo, corren algunos minutos para que los sentidos se acomoden a la vigilia, y el resto de las actividades normales de la mañana parecen funcionar "a pesar de uno", mecánicamente. La rutina envuelve todo lo que uno hace y dice, sin emociones extremas, sin perspectivas o presentimientos de ningún tipo.
Cuando estos días grises se convierten en paradojas, la salud mental empieza a peligrar, las depresiones están a la vuelta de la esquina, las neuronas se atrofian, y se pierde el gusto por la vida, el disfrute, la capacidad de asombro.

Como comenté en el principio, últimamente comparto mi espacio de trabajo con una mala onda insoportable. En consecuencia, si bien este laburito no me desagrada, el ambiente es tan denso que pierdo toda motivación. Los ladridos aturden, y parece que el concepto de "trabajo en equipo" es una utopía.
Ayer en particular, una discusión (que podría haberse evitado si el concepto antes mencionado fuese aplicado) subió tanto de tono que pensé que la cosa se iría a las manos.
¿Cómo hacer para que todo esto no me importe ni me afecte? ¿Por qué la condición humana es tan desagradable a veces? ¿Alguien conoce un remedio para los días de perros? ¿Deberían eliminarse los lados izquierdos de las camas (poner ESE lado de la cama contra una pared por ejemplo)?

Ya está! Tenía que sacarlo o reventaba como un sapo.

(Cuando SEA grande voy a SER un BOZAL para PERROS)

18 julio 2005

Pasión

El hombre camina a lo largo de una habitación estrecha donde un lienzo vacío ocupa la casi totalidad de una de las paredes. El halo tímido de una luz, proveniente de otra habitación, proyecta una sombra humana en la superficie virgen, limpia. Sombra que se pasea sobre la inmaculada blancura; alerta.
Sólo puede haber un ganador. El hombre o la creación. La creación o la derrota. El hombre derrotado por su propia creación.
(Mi visión de una de las escenas de la película de Ed Harris)
***
Entrevista del Life magazine
Periodista: ¿Cómo sabe cuándo terminó una pintura?
Pollock: ¿Cómo sabe cuándo terminó de hacer el amor?
***
En una entrevista radial
"I can control the flow of the paint. There is no accident, just as there is no beginning and no end. Sometimes I lose a painting, but I have no fear of changes...of destroying the image...because a painting has a life of its own, I try to let it live. "

16 julio 2005

Llueve de costado. Las leyes de la física visiblemente fueron olvidadas en este sábado. No en vano alguien tuvo la brillante idea de decir alguna vez "al mal tiempo, buena cara". El Sensei de la SabiTuRRía Popular no puede equivocarse esta vez.
Así pues, ando con mi mejor cara de sábado lluvioso y frío. Aprovecho por ejemplo para explorar un poco, preguntarme un poco más y dejarme asombrar con algunos blogs amigos. Y por supuesto, renové un poquito los enlaces de la derecha, el counter al pie de la página, cosa de mantener el movimiento de este mundo (que en fondo también gira, a su manera).

Hablando del counter, ¿han notado que el número de visitas en un blog propio es directamente proporcional al número de comentarios que se hacen en blogs ajenos? Me viene a la cabeza en este momento lo último que escribió Sangre Rebelde en el cierre de su blog: "Un comment implica una carga: visitar al que comentó". Si bien no lo veo como una carga, la verdad salta a la vista. La mayoría de las veces tiendo a hacer click en la persona que deja su comentario para saber en qué anda. Me imagino que ustedes lo harán bastante seguido también.
Este pensamiento me lleva por otras ramas del mismo árbol. No sólo se sortean distancias físicas, se eliminan distancias mentales de muchas índoles por este medio. En segundo lugar, es un hermoso dibujo de interacción y libertad individual; yo te visito, tú me visitas, opinamos, pero reconocemos la individualidad del otro y la agasajamos reiterando nuestras visitas. Esto es muy difícil de lograr con las personas que tenemos más cerca, geográficamente hablando. Por lo general, existe esa tendencia a invadir el espacio del otro, a cuestionarlo, y no a enriquecerlo. Pero esto no sucede en los blogs, o al menos en la mayoría de los casos.
Aunque claro está, en todo emprendimiento se corren riesgos de toda índole. Nunca falta un desajustado en cualquier nivel de la realidad del que se hable (the dark side of), y los que sufren la estocada deben optar y decidir en consecuencia. Los cambios, las transformaciones, son siempre para bien. No hay peor cosa que la ausencia de devenir en las cosas. Si existe el tiempo, existe la acción. Por eso la decisión de Jazz de hacer borrón y cuenta nueva es completamente aplaudible. Podría haber decidido privarnos de su punto de vista, de su cristal particular para ver el mundo, pero sólo anidó en otro lugar cual ave en breve migración. Y me alegra, por ella y por mi, porque como ella bien sabrá, es una de mis lecturas diarias.

Increible mente PoP publicó mi Spleen favorito de Baudelaire, el cual venía buscando hacía tiempo. Gracias a su aporte, no sólo me reencontré con el poeta (sobre el cual agregué un enlace al costado), sino con una etapa de mi vida que dejé atrás y que me gusta recordar sabiendo que las aguas navegadas, algunas veces fueron crueles y difíciles de domar, pero finalmente me llevaron a buen puerto. Y hacía centurias que no pensaba en ello. Volver al ciertos recuerdos desde este nuevo punto de vista en el que se mantiene erguida mi vida me ha dado aliento, o mejor dicho, si cabe la palabra, satisfacción.

Por otro lado, me despierta gran curiosidad el ver cómo en la gran mayoría de los blogs, los comentarios nuevos se hacen al último post hecho, es decir, el primero que se despliega en la página. Mi hipótesis incluye el hecho de que cuanto más largo es el post, menos comentarios puede recibir, aunque tiene más probabilidades de ser leído mientras sea la última creación del autor. Los posts que quedan guardados en los archivos, por fechas, por meses, por lo general caen en un tambaleante olvido. Y sin embargo, ¿pierden validez? ¿Me transforma en un bicho raro el leer los archivos de los blogs que visito? ¿Más rara sería por comentar algo que fue escrito hace 5 meses? Como pueden apreciar, en La Quinta Pata se pueden ver los 7 útimos posts que fueron escritos. Me he descubierto pensando en cómo publicar tal o cual cosa, de manera de que no "archive" un post que valoro por alguna razón, y que se encuentra al final de la página, justo antes del contador. Orsai utiliza otra metodología. En su página principal se ven títulos y principios de cada texto. Si querés leer más, si te interesa, hacés click en el enlace para ver el texto completo. Así tiene 14 posts visibles de una, que lo obligan a uno a inspeccionarlos por lo menos levemente para saber qué grado de curiosidad es activado.

Para finalizar la compulsividad que me atacó el día de hoy... Enfin, quiero decir, para tratar de finalizar esta compulsividad EN EL BLOG, y seguirla por otro lado, digamos, por el lado del chocolate caliente, panqueques y Pollock (ya perdí la cuenta...), en esta tarde invernal, de un invierno que irrumpió con timidez espasmódica...
Mucho se habla y se escribe al respecto. No escribo con el cometido de empezar a analizar el por qué escribo (sea en mi super libreta, blog, bitácora de viajes o la lista del super), sino para descubrir lo que quizás se esconde detrás de esas palabras que puedo plasmar tan fácilmente en esta forma, y que seguramente no sabría encadenar de la misma manera cuando hablo. Decir sin hablar. Mi esquizofrenia parte de lo escrito, pues allí es donde mis múltiples facetas encuentran su cable a tierra, su vía de escape, exorcisan su existencia y muchas veces, me permiten descubrirlas por primera vez.

¿Y saben qué? El sentido de lo escrito lo dan ustedes, los que leen, con la limitación de no poder reinventar lo leído. La voluntad que dio a luz a esas palabras tampoco puede hacerlo, aunque crean lo contrario.

15 julio 2005

14 julio 2005

Uy! Qué tarde que se me hizo!

I'm back!!!! Más lunática que nunca. Tiembla el día, tiembla la madrugada, tiembla la noche... Y yo también tiemblo porque soy solidaria.

Ahí van (y le hago caso a Jazz en esto) algunas sugerencias en clave de MO:
En ataque regresivo: Joe Cocker, Deep Purple (Lazy), Jethro Tull, U2, Peter Gabriel (el tema "Kiss That Frog" es uno de esos que hay que volver a escuchar de tanto en tanto), Kallhed, Yes, John Mc Laughlin (The heart of things), Al Di Meola, Jindra Malik & friends (Soul), Tomatito (Barrio Negro), Joe Vasconcellos (Vivo), The Supremes, Tori Amos (Crucify), Yulele, Psiglo, ZZTop, Denis Chambers & friends... Sip, me vino un ataque, del cual no quiero recuperarme.

El de cabecera: Poema sinfónico "El Amor Brujo" de Manuel de Falla.

De película! (con números incorporados)
12 Monkeys, me vi 3 de las versiones de Taxi, 13 Guerreros, y volviendo al ataque de MO, El Pianista y La Lección de Piano.
Aderezar con el documental sobre Kasparov y su encuentro con Deep Blue de IBM que están pasando por HBO. Interesante ver como el mejor jugador de ajedrez de estos tiempos se derrumbó luego de los duelos con Deep Blue... Más que una historia sobre los entretelones corporativos que manejaron el asunto, es una historia de vida de un tipo brillante y sencillo que aprende a lidiar con un golpe bajo a su ego.

Y además pregunto: ¿alguien sabe si va a haber segunda temporada de Carnivale en HBO para el tercer mundo que la espera con síndrome de abstinencia? ¿Eh?
---------------------------------------------

PERFIL IX - Ana
Ana quería ser dueña del tiempo. Creía que si así fuese, el presente sería lo que ella anhelaba para el futuro. Me dijo una vez que se psicoanalizó al respecto: "Primero hay que identificar de dónde surge tu problema" le dijo el tipo, mientras que la concentración hormonal de la sala de consulta aumentaba exponencialmente.
En esos momentos, compartíamos un espacio en común, con caras reconocibles, una de las cuales la trató de convencer de asirse del presente, porque es lo único más o menos seguro que uno puede poseer (o intentar porseer, lo cual desde mi punto de vista es discutible, y mucho...). Pero Ana deseaba, anhelaba, mientras el tiempo no cesaba de fluir a su alrededor.
Un día me dijo que se había cansado de abrigar esa utopía y empezó a vivir. Desde entonces la perdí de vista.
Hace un tiempo nos reencontramos. Ana es cálida, alegre, perspicaz y aún tiene deseos pero de otra índole, aunque creo que ella aún no los ha descifrado del todo. Sigue siendo igual de honesta, esa honestidad bruta, sin pelos en la lengua que es la que más penetra mis barreras cuando necesito una sacudida que me regrese a la realidad. Pocas personas son tan pobremente hipócritas como ella, y me alegra que exista esta quinta patita en el mundo, lista a bajarme el hacha cuando estoy divagando, y tan lista para ser feliz como ninguno.
Ana quería ser dueña del tiempo y parece que ahora lo es.

(Y el número de visitas casi llega a los 1000!!!!)

12 julio 2005

"¿Pasa algo si me desmayo?"

Esa fue la primera de las tantas boludeces que aparentemente les dije a los presentes en el quirófano, en medio del efecto de las anestesias (porque fueron dos).
A las 830 am del lunes estoy en la clínica. Me instalaron en una habitación más grande que mi apartamento entero y con atención estilo hotel. Y yo que voy sólo a arreglarme unas venas en mi piernita y ni siquiera me quedo de noche... Rossana, la enfermera, me trajo un chiripá, unas bolsas para los pies, una gorrita y una especie de poncho, todo descartable, y me dijo que 15 minutos antes de entrar a la sala del quirófano, había que ponerse todo esto y no tocar el piso hasta que me pasaran a buscar en la camilla. A pesar de que odio las agujas, odio el olor a desinfectante, y el blanco pulcro de todos los hospitales, y la perpectiva de que me iban a cortar, me puse el dichoso atuendo con una sonrisa en los labios. En ese momento me odié por no haber traido la cámara de fotos. La imagen del pitufo entre azul y celeste en que me convertí se merecía unos disparos.
Mientras esperaba que me pasaran a buscar con la camilla, visité el cable y jugué con la cama. Si apretás este botón, hop! subís y bajás la cama entera. Con estas dos flechitas, oooole! se sube y baja la cabecera. Y estas otras dos flechas, ooppa! hacen lo mismo pero con los pies. Pero además, botón de la luz, botón para molestar a la enfermera (una divina, se portó excelente), y el teléfono al lado nomás.
Fui llevada a la mesa de tortura psicológica unos minutos después. Marquitas con marcador en donde iban los cortes (conté 4, pero también conté 3 círculos y eso no me gustó nada), "tirate boca abajo", ok. Placa metálica helada en la panza, una pincita en mi dedo índice derecho, y el mojo de tomar la presión en mi brazo izquierdo. Había hablado con el anestesista de que yo quería dormir antes y despertar después de la intervención. Ahí estaba poniéndome la sonda por donde iban a pasar la anestesia general en la vena justo al costado del huesito de mi muñeca derecha. La idea era no ver la aguja así que voltée mi cabeza para la izquierda.
El olor a alcohol era insoportable pero el pánico mío ya superaba las percepciones sensoriales. Escuché que me decían que me iban a pasar la anestesia local después del "calmante". Pará che! ¿Y la anestesia general?. Pero ya era muy tarde, me pasaron un calmante que es algo así como una dosis de estupidez por vía intravenosa. "Te vas a marear", me dijeron. Y mientras sentía que inflaban la bolsa en mi brazo izquierdo, sentí ese olor a humo u hojas secas que suelo sentir antes de desmayarme. "¿Pasa algo si me desmayo?" Unas ventosas eran colocadas en mi espalda. Nadie me respondió, pero escuché al cirujano reírse. En ese momento sentí un pinchazo en mi pierna, y después otro, no realmente dolorosos, pero pinchazos al fin. "¿Cuántas veces van a pincharme?" Y la bolsa de mi brazo izquierdo fue inflada nuevamente.
Durante la media hora de la intervención fui sintiéndo la actividad en mi pierna, alguna presión, algún pinchazo, el placer de sentir que pasaban un algodón o algo así, pero cuando sentía placer, sentía un líquido distinto correr por la sonda, el olor a hojas secas, el brazo que se inflaba y recaía en una especie de alucinación. "¿Se dejan mis venas?" Carcajada entre cortinas y humos mentales.
De repente alguien pronuncia mi nombre. Volví a cierto escalón más cerca de la realidad. "Salió todo bien! Te vendamos y a las 3 de la tarde paso a darte el alta". Ok, perfecto, ya pasó, alguien me vendaba la pierna ágilmente, me retiraron la placa metálica de la panza, la pincita del dedo, tomaron mi presión una vez más. "Vamos a esperar un rato antes de que se mueva. Parece que está por desmayarse", dijo Rossana. "No te preocupes. Siempre tuve baja presión. Si tengo 8/5 estoy normal." Le dije. Rodé lentamente hacia otra camilla, me miré la pierna. Unas gotitas de sangre se habían secado en la rodilla, pero al menos tenía la pierna, nadie amputó nada, y tengo mis dos riñones. Aliviada me dejé llevar a mi habitación digna de un hotel 4 estrellas. Mientras la enfermera se aseguraba que todo estaba bien, temperatura bien, pulsaciones 60?, presión, presión? (sip, siempre intentan una segunda vez conmigo), yo miraba le hablaba del productor del video de tal y cual, que me gustaría saber quién hizo el arte de este cantante, que cómo degradan la imagen de los artistas para hacerlos más comerciales... Sé que Rossana no me daba pelota, pero yo hablaba igual. Estaba en ese punto de semilucidez, similar al de un buen porro en el cual tengo la capacidad de reflexionar con absoluta profundidad y brillantez las cosas, donde la visión del mundo me es develada como un tesoro. Suena cursi, o raro, pero es así.
En la tarde Rossana se fue y vino otra enfermera que se debe haber criado en carpa porque nunca cerraba la puerta de la habitación, ni tocaba para entrar, pero a esa altura no le di mucha bola. La sonda seguía ahí, en mi mano derecha por si tenían que pasarme algún calmante. Lo malo es que no pude escribir en las eternas horas de alpedismo que siguieron, porque la maldita aguja (que por suerte cubrieron con mucha cinta) amenzaba con clavarse y romper la vena. Sin embargo, descubrí que puedo escribir bastante bien los números con la mano izquierda.

Este es mi segundo día de "reposo". Y viene así, entre comillas porque con mi pierna derecha vendada de la rodilla al tobillo puedo caminar más o menos normalmente. Se me aconsejó, 1) no ir a laburar durante dos días para evitar golpes ajenos (o sea, no dejes que jueguen al hockey con tu pierna), 2) Hacer una vida más o menos normal, pero en cámara lenta, hasta que los puntos se disuelvan. Las ancianas con bastón caminan más rápido que yo en la calle, pero algunas cosas no podía dejar de hacerlas. 3) Tomar antibióticos, antinflamatorios y nada de alcohol y pasarle iodofón a las cicatrices tres veces al día, una vez que me saque las vendas grandes.

Como verán, hierba mala nunca muere....

Consejillo, moraleja: Si alguno de ustedes, lectores, son o serán mozos, bar tenders (como en mi caso), o tienen trabajos que los obligan a estar parados 14 horas al día, o en el extremo opuesto, si tienen trabajos sumamente sedentarios, con más de 10 horas sentados... no se olviden que las piernas sufren. Hagan ejercicios y si sienten el más mínimo dolor, no dejen pasar el tiempo, vayan al médico.

09 julio 2005

Popurri de Sábado

A falta del post "Pum! Para arriba!" de viernes sale este de sábado.

- ¿Por qué? (Clama la hinchada)
Por varias razones. En primer lugar porque son las 8am y desde las 4am estoy laburando, en sábado, y los sábados son un embole y tengo trojas de tiempo para escribir. En segundo lugar, porque el viernes estaba todavía algo impactada y no tenía ganas de estar "Pum!" para nada. Terciando este razonamiento, tengo una libreta de apuntes cargada de ideas que esperan su desarrollo desde hace tiempo. En el tetrapoint, el lunes me intervienen quirúrgicamente (con lo que odio las agujas, pero por suerte, nada grave, algo "de rutina" según el cirujano) y tengo reposo hasta el miércoles, asi que no creo que pueda actualizar hasta el jueves. En quinto lugar, hoy sí estoy Pum! y con los deditos pa' arriba y tengo la cámara de fotos cerca para disparar a mi colega al costado mío que está roncando ruidosamente (es en serio). Y además, porque se me canta (y esta noche canto). Cachai? (Le grito a la hinchada)
- .... - (reacción de la hinchada; creo que uno está llamando al psiquiátrico)

Asi que ahí va, como un escupitajo en plancha caliente... Enjoy! (^_^)
---------------------------------------

Momentos musicales aconsejados para el finde:
Phil Collins Big Band (Live in Paris), Pat Metheny (One Quiet Night), Paco de Lucía Sextet (Live in Montreal), Paquito de Rivera (Manhattan Burn), Take 6 (Live in Tokyo), Cee Cee Williams, Sting (Mercury Falling), Georges Brassens, Ayub Ogada, Dustin Huet, John Mayall, Quinteto Violado, Fernando Cabrera, Pepe Gonzalez (Faros).

Sonando: En la Ciudad de la furia - Soda Estereo. ¿La letra? Acá.

Una peli:
Una peli brasileña que Hollywood envidia: Ciudad de Dios.

---------------------------------------

Dedito pa arriba...
... para aquellos que en medio de toda la miseria, el odio y la violencia que nos rodea, aún se enamoran, como mi amigo Luar que me contó hace un par de días que se enamoró cibernéticamente de una chica con la que ahora sale. Felicitaciones! Los que todavía creen, ¿me podrían decir cómo hacen?
... para mi cirujano y mi anestesista porque sé que van a hacer un super buen trabajo en mi piernita (sip, plis, todos con el dedito pa arriba, que le tengo pánico a estas cosas y hay que tirarles buena onda, así todo sale bien)
... para Julieta que nació un día como hoy, hace un añito, y ahora es una bolita de ternura con pestañas king size. FELIZ CUMPLE!!!
... para Fernando, porque se lo merece. No sólo está siempre pendiente de que todo marche bien, sino que ayer llegó a la empresa con 4 rollos de 36 exposiciones, blanco y negro de 400 asas. "Para que saques buenas fotos", me dijo. "Muchas gracias! Pero yo no te pedí nada." Le contesté con los ojos abiertos de par en par. "Vendí mi máquina y ahora uso digital y me imaginé que la persona que haría mejor uso de estos rollos serías vos." Me emocionó el detalle, realmente. Hay personas en este mundo que parecen de otro planeta (las excepciones, las quintas patas...)
... para la esperanza que sigue al pie, firme como ella sola, a pesar de todo.

---------------------------------------
¿ENGUALICHADA?

17hs, 104 rumbo a Aduana. La lectura de bondi últimamente suele ser algún clásico al que no le di pelota antes. En esta ocasión "El Viejo y el Mar" de Ernest Hemingway, pequeño librillo de bolsillo que te sumerge en las aguas.
Digamos que estaba enfrascada en la lectura, concentrada al punto que no sé cuántas personas se sentaron o no en el asiento al lado mio. Curioso fue cuando en un momento escucho una voz al lado mio que me dice:
- Excelente lectura.
Miro a mi derecha: hombre, estatura mediana, unos 27 para tirar algún número, un libro de Derecho Jurisdiccional en el regazo, un tipo normal. Ya pensé para mis adentros que ahora seguiría con la técnica de levante super trillada que estipula: "Minita leyendo en X lugar. a) Hacer alusión a la obra que lee, b) Hablar de algún otro libro que se le parezca, c) Llevar la conversación a los temas clásicos como ser, nombre de la minita, a qué se dedica, si estudia o trabaja, a dónde se dirige, edad, y por supuesto, a dónde sale a divertirse, d) Formular una invitación embadurnada de halagos y con cierta insistencia para que ni se le ocurra negarse."
En lugar de eso, la siguiente frase fue:
- ¿Me permitís que te comente algo?
- Si no es el final del libro... (Podría evitar el que continue con su levante, pero me cuesta cortar el rostro abiertamente)
- Te hicieron un trabajo. (¿Cómo?)
- ¿Perdón?
- Alguien está tomándose muchas molestias para olvidarte, y el trabajo le salió al revés.
- (Me río, es para reírse cuando te abordan así) ¿Lo qué?!
- Dejame que te explique. Sé que te parece absurdo y realmente no sé qué hago diciéndotelo, pero no puedo resistirme y capáz que esto que te digo te ayude a saber por qué te están pasando ciertas cosas.
Me mira con actitud de perro mojado, como esperando que me decida a pegarle una piña o a dejarlo hablar. Y yo no sé pegar piñas; patadas sí, pero estaba sentada en el bondi, con una mochila enorme a mis pies. Como no contesto, el tipo retoma:
- Lo veo en tu aura. (Sonamossss, no reaccionaste a tiempo querida) Alguna persona en de tu pasado tenía mucho dolor y tristeza y decidió seguramente hacer algún tipo de ritual para olvidarte. Creo que no lo debe haber hecho bien porque la que está olvidando sos vos. Seguramente habrás notado que hay cosas que no podés recordar aunque te esforzás a hacerlo, o que te falta concentración en las conversaciones.
- Y todo eso lo ves en mi aura, ¿no?
- Algo me dice que no estás del todo convencida en no creerme. Algo te debe interesar.
- Disculpame, pero no te conozco, y me parece que en realidad tendrías que haberte quedado callado. ¿Te parece que voy a escuchar a toda persona que me cruzo en un bondi? (Ahora si estoy dispuesta a cortarlo abiertamente... ¿este tipo de dónde salió?) ¿Me estás cargando?
- No es mi intención levantarte (Ah, menos mal, sería una técnica de ligue nueva... igual no me gustaría que me cargara alguien que puede saber si oculto algo o no viendo mi aura. Y no es que no crea, creo, con mis dudas, pero creo, y no me es atractiva la idea de que personas normales anden por ahí averiguando la vida de los demás a través de sus auras, si en verdad existen).
- Bueno, está bien, pero estás perdiendo el tiempo.
Ahí el tipo se paró en los pedales.
- Si crées que pierdo el tiempo es tu idea contra la mía. (¿Estará practicando para un examen en Derecho?) Igual te voy a decir que hasta que no identifiques a la persona que está causándote esto sin saberlo, el efecto va a seguir, y va a ser cada vez peor.
- ¿No te parece que sería muy narcisita de mi parte el suponer que haya afectado a alguien de tal manera que necesite hacer un "trabajo" para olvidarme? Encima es horrible pensar en la idea de que hay alguien que sufre por ahí y que yo podría ayudarlo y no sé quién es y encima por mi ignorancia estoy además perdiendo la memoria. Parece el guión de una película berreta. (Si, ya sé, hablé demasiado)
- Como quieras. Esa persona está cerca, pero no se deja ver. (Caramba, qué casualidad...)
- Bueno, ya hablaste, gracias por el consejo. Ahora viene la parte en que te sentís realizado porque hiciste la buena acción del día y, ah! justo! Me bajo acá! (Gracias 104 por ser más rápido que de costumbre!)

Descendí del ómnibus con una gran sensación de alivio, convencida que si lo cuento, nadie me cree. Enfin, aunque nadie lo crea está bueno compartirlo por aquí.
Ahora que sé que un gualicho es el culpable de que esté tal olvidadiza y distraída o poco concentrada en las conversaciones con los demás, me quedo más tranquila. Pensé que era arterioesclerosis y que estaba a pasitos de la demencia senil.
Tengo que confesar que al volver a casa me miré al espejo. ¿Se me nota el aura? ¿Tendrá agujeros ahí donde la memoria se fue? Mmmm.... ¿Es posible que alguien esté necesitando tanto olvidarme? ¿Acaso soy tan mala presencia en la vida de los demás, aunque más no sea en el recuerdo? ¿Será que un gualicho sea la respuesta cuando es tan difícil olividar? Y si todo esto es cierto, ¿de quién se trata?

Al menos les dejo algunas cuántas cosas en qué pensar durante mi probable ausencia por el cibermundo de los próximos días.
Como siempre, pórtense mal y disfruten el finde.

(Cuando SEA grande VOY a SER un GUALICHO)

08 julio 2005

Según la CNN

Para saber más sobre el atentado en Londres de ayer.
(Disculpen que no encontré la versión en español)

07 julio 2005

Vida y muerte en simultáneo

Como algunos ya saben, o no, trabajo en Uruguay, pero para el mercado europeo, concretamente Francia y Gran Bretaña, por lo que mis colegas y yo, nos levantamos cerca de las 2 am para que la oficina sea abierta a las 9 am de Europa.
Los atentados en Londres nos dejaron con grandes momentos de ocio. Londres está paralizado, y es entendible. Entre el desconcierto, el miedo y la tristeza, no saben con cuál quedarse.
Nosotros aquí, miramos la CNN, nos metemos en cuanta página web encontramos para saber qué ocurre, qué se sabe, si nuestros colegas y amigos, familiares, conocidos están bien. Las noticias oficiales son variadas... Unos hablan de más de 20 muertes, otros de "al menos 2 muertes y muchos heridos"... Las oficinas de Londres están evacuadas y nos mantenemos a la espera.
Paralelamente, anduve dando vueltas por algún blog, leí, comenté, volví a leer. Así me enteré de las tristezas de algunos, de la alegría de otros… Unos están saliendo de pozos emocionales profundos, otros están entrando en ellos, unos se reciben, otros cambian de trabajo, o se enamoran, o se sienten solos, o se arrepienten, o se preguntan, o exploran, o nos hacen reír, un par de ellos decidieron cerrar su ciclo en la blogósfera, un blogger en particular se encuentra en estado de coma, en un sueño profundo y sus amigos y familiares esperan y buscan esperanzas…
La vida, las circunstancias, las decisiones, las acciones, el terror, la muerte... en simultáneo, all over the world.

Bienvenido al mundo! Oh tú! Ser que lee! En este circo tú eres un trapecista y no hay red de seguridad.

Festival de Jazz en Montreux

Me vengo metiendo en el link que está al costadito, desde el año pasado...
Otro año que me lo pierdo. Nomás miren la programación.
He aquí uno de esos sueños de los cuales quiero despertar para hacerlo realidad.
El año que viene tal vez...

06 julio 2005

Juntando Puntos

En la caja del super:
- ¿Tenés la tarjeta TotoMas que con cada compra te juntapuntos que podés canjear por diferentes artículos y que te da más posibilidades en los sorteos?
- No.
- ¿No querés hacerte una? Es gratis.
(Nada que perder, y a este super vuelvo siempre porque es el que está más cerca. No tengo intenciones de coleccionar tarjetas junta puntos de todos los supermercados de Montevideo)
- Bueno, dale.

En el mostrador de la aerolínea:
- Si te hacés viajero frecuente, ponés el número de tu tarjeta FF FloFlo Airlines cuando hacés tu reserva y con cada viaje juntás millas que después canjeás en futuros viajes, reduciéndote el costo del pasaje. ¿Te hago una?
(Esto sirve para algo interesante)
- Ok, dale.

Recibo de la Tarjeta de Crédito:
"Usted tiene acumulados "x" metros"
- Bien, no sé cómo usarlos estos metros. Encima son re poquitos.

En la óptica:
- Te regalamos un "guiño" acumulable con otros "guiños" que ya tengas y que te favorecen con descuentos en tus próximas compras.
- Bueno, gracias.

¿En la zapatería?
- Con este cupón tenés un descuento en tu próxima compra, y si comprás 2 veces por mes te regalamos una tarjeta de comprador frecuente que te favorece con descuentos aún mayores.
- Ok, gracias por el dato. (Como si fuera a comprarme dos pares de zapatos por mes)

Cuántos beneficios para el consumidor!!! Incredible!!! Gastá! Comprá! Nosotros te beneficiamos!

A pricipios de mes hice mis compras mensuales en el super, pasaron la tarjeta juntapuntos y me regalaron el doble de cupones para un sorteo aniversario. Ahí llené 18 cupones (17 en realidad porque en uno me equivoqué), porque no me crucé con mi madre a la que siempre se los doy, y los metí en el buzón correspondiente. Yo no confío en los sorteos, pero más que al castigo divino, le huyo a la perorata materna por no llenar los dichosos cupones (y eso que no vive conmigo, pero tiene un sexto sentido para enterarse de estas cosas).

Suena el teléfono el domingo pasado, de mañana... y yo que me acosté como a las 6am con una merecida borrachera después de un buen tiempo de sobriedad...
- Hola! (vocecita de propaganda televisiva) Te llamamos del supermercado Toto para decirte que has salido favorecida en el sorteo aniversario!!!!
(Ooooooh! Quelle chance! Cinismo incluido)
- Ah! Mirá. Qué raro...
- Te vamos a volver a llamar para que vengas a buscar TU premio!
- Ok, gracias. Disculpame la indiscreción pero, ¿me podrías decir qué me gané específicamente?
- Una cafetera!
(Cafetera que jamás usaré. No me extraña. Una vez que gano algo no me es de utilidad. Yo que quería un mixer, de esos de mano, para hacer dips y licuados y salsitas y tragos largos....)
- Bueno, gracias.
(Me acuesto de nuevo y sueño que me hundo en una taza de café...)

Excepto que Adicta a la Cafeína me haga una solicitud especial de esa cafetera (que aún no tengo en mi poder), mi madre terminará haciendo usufructo de la misma. Por primera vez en mi vida, me gané algo en un sorteo... A caballo regalado... Aunque mirá que hay que gastar guita para juntar los puntitos y hacerte acreedor de un cupón que te da acceso a la ilusión de que quizás, algún día, ganes algo que no vas a usar nunca, en un sorteo aniversario.
LUCKY ME!!!
(Cuando SEA grande VOY a SER una TARJETA JUNTAPUNTOS)

05 julio 2005

Mala noche

Anoche había que grabar... Hace un tiempo demasiado extenso que estos proyectos están en pistas, en arreglos, en el estudio y en la cabeza y no terminamos más. Ahí fui, medio cansada, con el estrés acumulado de más de un año y medio sin vacaciones, a avanzar en lo que se puediera. Adrián llevó la siempre bienvenida grappamiel (que con lo helado de la noche vino como caída del cielo) y escuchamos algunos de los temas en proceso.
Llega el momento de grabar. ¿Qué le hago a este tema Adrián? Tú ya hiciste la base. A lo sumo puedo meterle un "Uh, uh" en algún lugar. ¿Puedo divagar? (Esta frase se me escucha mucho en las sesiones, pero de hecho, divagando es como salieron los mejores arreglos). Sí, dale. Y fui a la cabina, me descalcé como siempre, me posicioné adelante de la pantalla "anti escupitajos" detrás de la cual está el micrófono, y largué los "Uh, uh" correspondientes.
Vieron que hay días en que uno está negado, no sale nada. Lo más sencillo era hacer "Uh, uh" entre una estrofa y otra. Sin embargo, después de 6 tomas, me di cuenta que no lo haría ESTA noche. Mejor pasamos a otro tema; este tema no me quiere. En este también ya estaba la voz de Adrián. Entonces, segundas voces... Dale, largalo. A ver... Probando, uno, dos, subime un poco el retorno de la voz, "Botones, perro tonto!" (Y buchecito a la grappamiel). Largá Fer!. Ok, va de vuelta, eso salió horrible. Tirámela de más adelante. Canto ahí donde dice "solo", ¿no? Dale, largá. Esta toma salió peor... ¿Saben qué? (A Fer y Adrián del otro lado del vidrio) No puedo cantar nada hoy, no puedo hacer ni un simple "Uh", mucho menos un bisílabo "solo". ¿Adrián, no tenías algo para regrabar? Sí, para que te remonte la moral, tengo un tema que a mí tampoco me sale. Ok, dale, hacemos cambio porque se ve que hoy, ni la lotería de cartones.
Y se ve también que esta racha es contagiosa porque a él tampoco le salió mucha cosa. Por suerte mantuvimos un excelente humor y terminamos tentados riéndonos de nosotros mismos.
No me gusta cuando uno tiene toda la voluntad, pero parece que hay algo más allá de uno y nuestra voluntad, que nos impide concretar las cosas. Quizás había voluntad de sobra y emociones en falta... No sé. Al final grabé la guía de otro tema, con un sentimiento de total derrota, como perro con la cola entre las patas, como gato mojado...
Comentando todo esto con Adrián, manejamos la hipótesis del cansancio mental. A veces sucede que uno viene con los pensamientos en otra cosa y no puede hacer el "switch" sináptico. Yo creo además que este laburo "normal" de 9 horas, en horario europeo, me está quitando el tiempo de entrenamiento, de ensayo, de ejercitación vocal, que antes solía tener. Pueden ser ambas cosas, y algunas otras razones más por detrás, como por ejemplo, que venimos extendiendo un proyecto hace más de un año, y ahora nos metimos en este otro, dejando de lado el anterior. También el hecho de que los dos no bajamos la pelota al piso en toda la semana. Una de las primeras cosas que me dijo Adrián en cuanto llegué al estudio fue: "Che, ¿cuándo vas a tener un horario más normal? Así nosotros, tus amigos, te podemos disfrutar un poco."
Y si me pongo a pensar, desde la butaca de espectador de mi vida, yo también dejé de disfrutarme a mí misma un poco. Es decir, las cosas que hago, las hago porque me gustan, y en el caso de la música, es lo que hago de mi vida, es mi pasión. Pero hay detalles que me indican que estoy dejando de autoseducirme, estoy sucumbiendo ante una rutina que no me convence del todo, y allí es donde estoy pegando en el palo.
Por suerte sigo con el humor en alza, a pesar de toda la verborragia aquí expuesta. Esto es sólo una mala noche en palabritas. Pero que necesito vacaciones, eso es seguro.

04 julio 2005

Tips del weekend

Y vienen así, en varios idiomas, porque se me antojó.

Música del finde:
La Descarga Boricua, Beverly Craven (uff, hacía como 10 años que la había abandonado), Samantha Navarro con La Dulce, Marcus Roberts Trío, La Triple Nelson, Camarón (el homenaje), Earth, Wind & Fire, Yellow Jackets (otros que hacía tiempo que no escuchaba), Francis Cabrel, Simply Red, Los Tres (Unplugged), Chico Buarque, Chick Corea (Elektric Band), Haakon Graf Band (Grafitti - tengo quie decirlo, uno de mis top 5), Hermeto Pascoal (Live in Portugal).

Repertorio del sábado: Tiempo de Brasil
De Djavan: Eu te Devoro, Oceano, Samurai, Se... y Serrado. De Marisa Monte: Ainda Lembro, Gotas de Luar y Dança da Solidao. Algunos clásicos eternos: Chega de Saudade, Corcovado, Garota de Ipanema, Insensatez, Wave y Samba de Uma Nota So. Para finiquitar: Voce Nao Entende Nada (conocido como Eu Quero que Voce Venha Conmigo), Cotidiano y A Novedade. Pocas veces puedo armar un repertorio que adore en su totalidad. Esta vez se me dio.

En fotos: Expo
Fusca Fever en el Instituto Goethe. Linda propuesta para visitar.
"Una Mirada al Oeste". Los ganadores y menciones del concurso están colgaditos en el Centro Cultural al costado del Mercado de los Artesanos en Plaza Cagancha. MUUUY interesante, a pesar de que no estoy particularmente de acuerdo con el primer premio.

Pourquoi pas?
Dicen que cuando las mujeres se cortan o tiñen el pelo es porque un gran cambio está ocurriendo en sus vidas. Como yo no me corto el pelo más que una vez por año, y he sabido evitar las tintas en mis 25 añitos de vida, cuando cambio el humor, cambio la disposición de los muebles en mi casa. Eso hice el fin de semana, y me encantó cómo cambió la energía. Terminé poniendo esa lámpara que odio debajo de una mesita, la cual puse más cerca de mi ventana del living para tener luz natural cuando escribo. As a result, tengo una luz semi obstruida por una mesa (que le da esa onda penumbrosa, con muchas sombras... Delicious!), una mesita baja para el teléfono y el equipito de música, cosa de estar más tiempo sentada en el piso, y cambié algunas fotos de lugar.
Pas mal du tout! Toy contenta. Ahora me quedó un espacio vacío extra en la pared. Ha llegado el momento de retomar los óleos y los claroscuros. Lo que no descubrí aún es de qué se trata el gran cambio en mi vida.

SE BUSCA: Espécimen único en el mundo de alemán radicado en Málaga (y además, con acento andaluz) cuya cabellera supo ser un cúmulo de rastas (aunque yo lo conocí en este estado, pervirtiendo menores como pueden apreciar). Cualquier dato sobre su paradero y el de Trini, su compañera, será recompensado con un inmenso "GRACIAS!!!!" de mi parte.

01 julio 2005

Lo tengo que preguntar! Me quema los labios, me carcome la incógnita y QUIERO SABEEEERRRRR!!!!!

¿Qué sentido tiene pedir una Cola light después de haberte comido tres porciones de torta de chocolate?

Simplemente, no entiendo. Encima la bebida light de acá es horrible. Venga la querida y calórica bebida cola, con todo el azúcar, con toda la cafeína, con todas las burbujitas, y en lo posible en envase de vidrio.

Nos pasamos "nadando"

Por eso adoro mi idioma y todas sus variaciones regionales.

Situación 1: Pareja caminando por la calle en silencio, ella en la suya, él preocupado por ella.
- ¿Qué te pasa? (Clásica pregunta que, según el tono empleado, puede interpretarse de varias maneras: la cínica, la preocupada, la fastidiada, la chistosa, etc.)
- No, nada. (Clásico) Prefiero que me dejes sola.

Situación 2: Persona que pisa una cáscara de banana (si vamos a un ejemplo caricaturesco) o simplemente, el piso recién lavadito. Caída digna de filmación, con golpe fuerte en la cabeza, corte visible en la frente y sangre chorreando.
- ¿Estás bien? ¿Llamo a un médico?
- No, no pasa nada. Es un raspón nomás.
(Anécdota personal: "Un raspón nomás" fue lo que dijeron los entrenadores cuando me resbalé en la piscina del club durante el entrenamiento, hace algunos años. A los pocos minutos me desmayé. Terminé internada en observación por 24hs. Así quedé...)

Situación 3: Conversación entre amigas.
- ¿Y qué le dijiste?
- Pos nada, que teníamos que separarnos. (Menos mal que no le dijiste nada entonces)

Situación 4: Frente a la caldera de calefacción central.
- Che, Juan, ¿y esa lucecita roja de ahí? No explotará todo, ¿verdad?
- Nah! No pasa nada. Vos tranqui que yo conozco estas cosas. (Uruguayismo: No pasa naranja)

Situación 5:
- ¿Por qué a veces le dicen "Sirenita"?
- ¿Vos no viste lo bien que nada?

Situación 6: Momento apasionado de dos adolscentes de unos 16 años en el cuarto de ella. Entra en escena un padre o madre...
- Te juro que no estábamos haciendo nada!
(Frase aplicable al novio/a encontrado/a con las manos en la masa...)

Situación 7: La frase más utilizada por los que se sienten infelices.
- Nada me sale bien.

Otros ejemplos están aquí.
Al final, somos todos nadadores alguna vez.
---------------------------------------------

Y ya que estamos, ¿no creen que el fenómeno del chat nos ha deformado el lenguaje escrito?
Por ejemplo, es más rápido escribir "k" que la palabra "que" o incluso en el lugar de todos las "qu", o reemplazando las "c" de aquellas palabras que las usan. Me cuesta asimilar lo que estoy leyendo cuando alguien escribe así - lo k pasa es k ahora todos keremos modernizar la kosa-.
También, gracias al chat, en pos de la rapidez, los tildes en el español se han abandonado casi completamente, así como el uso de comas, puntos y mayúsculas.
No soy ninguna erudita, y mi dislexia sumada a mi distracción permanente a veces dejan pasar algún que otro horror ortográfico. Sin embargo, encuentro por ejemplo que los tildes tienen una importancia muy grande en nuestra lengua - porque no es lo mismo "está" que "esta" -. Ni hablar de los signos de puntuación en todos los idiomas - "Es un error estúpido" vs. "Es un error, estúpido"-.

He dicho! Ya está! Me siento liberada! Ahora puedo disfrutar este viernes de JODA a pleno.
Que tengan un increible fin de semana. Pórtense mal.

En los oídos, en el aire, en el cerebro: The return of the space cowboy (Jamiroquai)