30 agosto 2005

Y de repente está ahí, demostrándote cómo te dejaste distraer por las cosas cotidianas, por los soles y las lunas.
¿Cómo fue que el horizonte dejó de repente de ser algo inalcanzable? Supongo que la idea es justamente esa, que no te des cuenta.
Parece mentira cómo una línea se transforma en llanura, después de haberte propuesto lentitud y perseverancia, precaución, luego de que ya repasaste la lista de errores cometidos y concluiste que algunos podrían ser evitados fácilmente.
En el momento menos esperado, ese punto indistinguible en la lejanía se transforma en una ráfaga de aire fresco frente a tus narices.
Podrías decir que no lo viste venir, y seguramente sea cierto, pues mientras se aproximaba, estabas viendo a lo lejos, la mirada perdida en lo incierto, en lo inasible.
¿Qué se puede hacer ante tal descubrimiento?

(Cuando SEA grande VOY a SER un HORIZONTE....eeehhh....nuevo en lo posible)

29 agosto 2005

Invitación

Vení, dejate llevar, dejá que yo te guíe a mis entrañas de hielo y claroscuros. Allí donde el azul es más azul y menos misterio, pero más impredecible. Dejá de visitarme con miedo y añoranza. Estoy aquí, siempre en el mismo lugar, esperando que dejes tu máscara humana y vuelvas a ser hechizo. Te regalaré mil caricias espumosas. Te limpiaré tus heridas con mi sal. Es tiempo. Debes decidir. Ha llegado la hora de entonar un último canto.
Yo no te engañé jamás y sabés que nunca lo haría. Me necesitás. Nos correspondemos. Siempre fuimos una sola esencia. No huyas, no amagues, no intentes evitarlo, no nos niegues. Somos compañeros en la eternidad.
Vení ahora, ahora que todo está en calma, que no tenés excusas. Ya tengo preparado tu lecho y tus despertares. Te hice una melodía nueva sólo para tí, para que solamente tú la comprendas. Sé que la escuchás llamándote. Sé que te atre la idea de regresar a mi regazo en continuo arrullo. Sé que vendrás a mí tarde o temprano. Y este es el instante preciso.
Recorrerás el mundo como siempre soñaste, y las estrellas serán tuyas como siempre debió ser.
Vení, dale, es sólo un chapuzón... sumergirte y nadar.

27 agosto 2005

El paquete maldito de viernes (Parte II)

Y los dejé sin los deditos pa arriba de viernes!!!! Estoy absolutamente trastornada. Esto del cambio de horario al horario normal montevideano, me lleva mal.

Lo bueno de vivir en horarios decentes es que puedo salir hasta tarde, o sea que a la hora que antes me levantaba, ahora recién me estoy acostando.
Cambié mis caminatas crepusculares por las de la aurora, puediendo disfrutar de todas maneras de mis momentos de cable a tierra, imprescindibles para mi locura crónica.
Y otra cosa importante es que todavía puedo disfrutar de mis noches voyeuristas.

Todo el paquete!!!!

Lamentablemente, he descubierto que he adquirido un nuevo vicio con esto de la escritura diaria.
Ultimamente pienso como si estuviese escribiendo mis pensamientos. Ayer volvía del trabajo en un ómnibus interdepartamental, una larga trayectoria en la cual me invadieron numerosos y dispares pensamientos. Después de algunos minutos de reflexión, me di cuenta que estaba poniéndole comas a mis pensares, y corrigiendo palabras, usando sinónimos, puntos y paréntesis.
Como si no fuera ya lo suficientemente esquizofrénica, ahora tengo que lidiar con la faceta puramente escribiente que se sirve de mis pensamientos para manifestarse.

Ok, vayamos al grano...

Dedito pa arriba...
... para el dios Scan que me permitió escanear unas fotos super atrasadas. Ahora sí tengo cosas para mostrarles, pero llegarán en publicaciones específicas, como debe ser.
... para el Palacio Legislativo que cumple 80 años. Para los foráneos, allí es donde se junta nuestros gobernadores a decidir cosas (como unos poquitos meses por año, porque el resto vacacionan de lo lindo, o hacen campaña). La cuestión principal es que el edificio es un monumento arquitectónico impresionante, y vale la pena conocerlo. Con motivo de sus 80 añitos, le hicieron un lifting y habilitaron más visitas guiadas.
... para el Inti sol que se animó a salir finalmente.
... para mi viaje a Chile porque me merezco estas vacaciones.
... para Pereyra, a quién le hice un trabajo fino para que se decidiera a hacer su propio blog. Cuando empiecen a leerlo a él, ustedes ya no me visitarán tan seguido, pero creo que el trueque es más que justo.
... para mis sobrinos, que siguen siendo mi razón de babeo continuo. Ah! Aprovecho y los dejo babearse a ustedes con esta imagen.


¿Qué pasó con ese vendaval?
Para los uruguayos y otros habitantes del cono sur de este continente, fue uno de los peores vendavales o temporales en muchos años. Los diarios cuentan 6 muertes, muchos heridos, una torre de radio de FM que se derrumbó sobre sí misma como pasó con las torres gemelas, sólo que sin fuego ni aviones de por medio, innumerables caídas de árboles que nos hizo perder un 30% de patrimonio vegetal, incontables casas dañadas, cuando no se derrumbaron también cual antena de FM. Los medios de comunicación también tratan de plantearnos esta duda: ¿por qué habiendo una advertencia por parte de Brasil sobre este temporal, nadie le dijo nada a los habitantes que debían estar prevenidos? Los vientos alcanzaron 175 km por hora, lo cual no es poco.

La cuestión es que ayer llegó a mi pantalla, gracias a un gran amigo que está en Canadá, una hermosa imagen satelital más una descripción del fenómeno desde el punto de vista meteorológico, la cual por supuesto, no entiendí demasiado, pero pude ver un hermoso remolino, y un cono muy simpático en una gráfica. Lo que sí entiendo, es la frase final del informe enviado por mi amigo: "En resumen y para que te quede claro mi querida amiga, esto no fue un temporal, fue un huracán con características de grado 3. Si hubieses sabido que se venía un huracán, seguro hubieses tomado muchas fotos. ¿Me equivoco?"

Vaya! Resulta que somos azotados por un huracán y no sólo nadie nos avisa de él, sino que perdimos la GRAN oportunidad de PONERLE UN NOMBRE!!!!!!
Es sabido que el huracán Karina dejó unos cuántos estragos por el hemisferio norte... pero nadie parece querer identificar a nuestro huracán Mercosurense. Mal ahí.
Propóngosle entonces que obren de Juan el bautista y le den un nombre a nuestra tormentita de grado 3, chiquita pero eficiente destructora.

Les debo una explicación
Sé que se encontrarán con la sorpresa de que saqué la opción de hacer comentarios anónimos. En realidad fue un accidente, mientras jugaba con la edición de la página (el perfil ahora sí tiene a Dharma en él), pero después de mucho pensarlo, decidí dejarlo así.
No es nada contra Rotti o Patty, o Pereyra, al contrario. De hecho, me gustaría que escribieran sus comentarios vía mail para así poder publicarlos de todas formas.
Quizás me arrepienta y vuelva a habilitar la opción, pero mientras tanto, digamos que es un experimento, sin sentido, pero lo es.
Espero sepan comprender.

Otra opción para el finde
- Carmen Pi (piano y voz) Pablo Routin (voz). Interpretarán canciones de Eduardo Mateo, Alfredo Zitarrosa, Jaime Roos, Violeta Parra, Astor Piazzolla, Horacio Ferrer, Pedro Aznar, que son algunos de los autores que inspiran “Aquello” (según ellos). Tangos, murgas, canciones uruguayas y rioplatenses… Dos voces provinientes de ambitos musicales diferentes, que por primera vez se juntan ofreciendo su música. "AQUELLO": Este SABADO 27 23:OO Hs en Don Trigo Enfrente, Gabriel Pereira esq. Berro. Entrada gratuita. Reservas al: 707.94 39.

Siendo sábado y ya que tengo una promesa que cumplir con mis modelos fotográficos que pidieron copias de mis fotos, me voy retirando del cibermundo por hoy.

Recuerden portarse mal!!!!

(^_^)

26 agosto 2005

El paquete maldito de viernes (parte I)

Cumplía 15 años en unos días... Nada importante... En realidad no recuerdo peor año en mi vida.
Sin embargo, como no hay mal que por bien no venga, en ese fatídico año en tantos sentidos, finalmente hice excelentes amigos... Y estos amigos decidieron hacer una colecta para regalarme algo especial para ese 23 de diciembre (un poco porque nadie iba a estar en la vuelta por causa de las fiestas, la familia y ainda mais).
Así fue que el viernes anterior a mi cumpleaños, vinieron todos en patota, me taparon los ojos con un pañuelo, me sacaron del edificio (nosocomio de estudiantes adolescentes todo grafiteado), y me entregaron una caja de 1 metro x 1 metro. Si, si, así como lo leen. Tremendo paquetote!
Y como ya deben haber adivinado, se trataba del clásico juego de la cebolla... Una caja adentro de otra, y otra, y otra más. Se esmeraron tanto en este paquete que consiguieron meter 20 cajas en una, con la inevitable consecuencia en mi ansiedad en exponencial ascenso.
Finalmente, el regalo, una atadura al mundo terrenal: un reloj. Pero me encantó, por más de que estos aparatos deciden dejar de funcionar una vez en mi muñeca.

Les entrego en varias capas este paquetote de viernes, que vendrá en dos partes. La primera irá hoy viernes, y la segunda, con otro talante, mañana sábado (porque si uno sabe portarse mal, sabe que el viernes y el sábado pueden ser un mismo día) .

Vayan poniéndose cómodos....

EL INGENIOSO PLAN PARA UNA MINI AVENTURA TRASANDINA
Lo bueno de hacer meticulosos planes de viaje, sobre todo para pocos días, es ver cómo todo lo planeado se transforma bajo su propia entropía en una sucesión de acontecimientos sorpresivos. La aventura se lo lleva a uno puesto y al final, las cosas salen mucho mejor de lo esperado.

La previa: Hace unos años diseñé una super lista de cosas imprescindibles para llevar de viaje y he corroborado que me ha sido muy útil. Para los viajes cortos, esta lista consta de tres apartados claros: la mochila, la guitarra y una riñonera.
Entre los elementos que nunca pueden faltar se encuentran: la regla de las 3P (Pasaje, Plata, Pasaporte), aunque en este caso será la cédula, mate/termo/bombilla/yerba/matera, la música de viaje (la cual varía según la naturaleza del mismo y el medio de transporte elegido (Pat Metheny tiene primera fila para mi travesía en bus, así como Pepe Gonzalez, y Jimi Hendrix, entre otros), cepillo de dientes, cuaderno de apuntes, zapatos cómodos para caminar, cámara y rollos (muchos).
Obviamente, la ropa depende del momento del año en que uno piensa viajar, así como determinados accesorios, pero básicamente, todo lo que puede transformarse en un rollito y ocupar poco espacio puede ser gran candidato.
Mi mochila jamás queda ajustada, porque la vuelta implica siempre traerse algo extra.

La salida: Ega (jué chivo, perdones) me dio el mismo número de asiento tanto para la ida, como para el regreso, así que me alquilé la ventanilla de ese servicio. Salgo el lunes 5 a mediodía, por lo que llego a Santiago de Chile, si el cruce de la cordillera lo permite, a las 14:30 hs del martes 6. Lo lindo del asunto es que el paso comienza en la noche, y el descenso en la mañana, con la salida del sol. Prometo fotos (aunque ya las tengo de un viaje anterior, pero creo que ahora que sé dónde mirar, van a salir muchas cosas interesantes).
Pero por supuesto, no he de olvidar que antes de ir hacia el paso en la cordillera, estaré unas horitas en Mendoza (Argentina), a quienes todos conocen como "la región del vino y del sol". Creo que entienden por dónde viene mi entusiasmo.

El cronograma:
- 6 y 7 en Santiago: Las ideas básicas son la joda del Barrio Suizo (si no equivoco el nombre), esa ENORME casa de música donde tengo pensado reventar gran parte de mis ahorros en ciertas cosas específicas, una buena librería y sacar fotos desde el Cerro Santa Lucía (con visita a la feria que está al pie del mismo). Existen un par de museos y exposiciones que me recomendaron para esas fechas y que tienen un lugar en mi organizado esquema.
- El 8 temprano arranco para Talca: Talca queda a 5 horas de Santiago, más o menos, y si la memoria no me falla, y el pasaje es un regalo con moña y todo. Se ubica en la 7ma región de Chile (contamos las regiones de norte a sur), también llamada Región del Maule, gracias al río que la atraviesa. En Talca es donde dejé esa parte en mi corazón de chilena frustrada. Además del hecho de tener a la mayoría de mis amigos chilenos en esa ciudad, la primera vez que pisé suelo talqueño, fue al borde de un pequeño río, con una rambla adoquinada, y una boveda estrellada a reventar. No, no exagero, es de sacar el aliento.
Pilar me ofreció amablemente alojamiento (e insistió como un millón de veces para que aceptara). Así que estaré más cerca de la UTal, a la cual volvería sin dudarlo para hacerme un lugar en la biblioteca, pasear por los parques, visitar las facultades que me llaman la atención y por supuesto, admirar las numerosas esculturas de artistas chilenos que se encuentran esparcidas por todo el campus.
Otro plan en Talca es rehacer la mini ruta del vino hasta la costa de esta región (pequeños viñedos que forman parte de Concha y Toro). Esta vez prometo no emborracharme demasiado con las copitas de vino, ni la chicha o la limonada que ofrecen en cada uno de los viñedos del camino... Bueno, ejem.... quizás,.... mejor prometo que "intentaré" no emborracharme.
Es cierto, hay poco tiempo, pero aún así, mi plan sigue....
- El Sur: Y lo pongo así con mayúsculas, porque en mi primer visita llegué a Concepción y me quedé con la sangre en el ojo. Aquí, alquilo a Bernardo que sabe muy bien que tengo esa cuenta pendiente. Por lo menos me merezco un fin de semana más al sur de la octava región.
- Al menos un día en Viña del Mar y Valparaíso: Esto será antes de regresar a Santiago, porque tengo que remontar el mapa hacia el norte nuevamente. Estas dos ciudades están en la 5ta región, y tienen sus características particulares. Viña del Mar es llamada por algunos "el jardín de Chile", y Valparaíso tiene una canción alusiva: La joya del Pacífico. Además de querer visitar a algunos amigos por allí, tengo una cuenta pendiente con una especie de tertulia que me recomendaron, a la cual se puede ir cualquier noche.

El regreso: Mismo itinerario que a la ida (pero a la inversa, como debe ser). Salgo tempranito el sábado 17 hasta Mendoza. Montevideo no me verá la cara hasta el domingo siguiente, y si todo sale dentro de los planes (a peu pres), además del pisco artesanal y el vino, traeré el cantito chileno pegado a mi acento como siempre me sucede.

Advertencia: La verborragia escrita que me caracteriza, suele magnifizarse en un 300% cuando estoy de viaje. No creo que publique todos los días, pero cuando lo haga, esperen mucha lectura.


¿Y DONDE ME METO EN UN FIN DE SEMANA COMO ESTE?
Me extraña sobremanera que aún existan dudas al respecto! Repasemos lo que nunca debe faltar...

a) La buena música. Para lo cual tenemos las recomendaciones acostumbradas y otras.
- Cuarteto de Leo Mendez los jueves en "La Olla". Y tienen grappamiel Pobre Marino! Estuve ayer y les garantizo que es imperdible. Los discos de vinilo, principalmente de jazz, son todo un tesoro y estan ahí, sobre la barra, para que elijas y te lo pongan a sonar... Ayer me endulcé los oídos con el tema I wish I knew, pista 3 del lado B del disco Expectations de Bill Evans Trío. El lugar me hace acordar a los tugurios de Paris. Y encima se come que es un lujo. Recuérdoles que empieza a eso de las 22:30hs y la música en vivo se mantiene hasta las 00:30hs. La Olla queda en Bernardina Fragoso de Rivera esq. Bauzá. Tel: 623 1279. Esto es pasando el zoológico para el lado del shopping, una cuadra, donde está Venezzia Pizza Boutique, doblan hacia el Norte y caminan dos cuadras. Cuando vas llegando a la segunda esquina, ves ese humo saliendo de la chimenea que te invita a pasar.
- Si no podés el jueves, tenés el Hot Club todos los viernes en la Taberna del Sol, Durazno y Jackson.

b) Si querés pasarla en casa acurrucado, en pareja, o en retiro espiritual, o en partuza, estos álbumes son cerezas en cualquier torta (hasta la de zapallitos):
Pat Metheny: We life here
Keith Jarret: The Koln Concert
Mike Oldfield: Campanas tubulares (¿se acuerdan? Si no, vean acá)
Sting: The soul cages
Steive Wonder: Songs in the key of life
The diary of Alicia Keys
N. Rimski Korsakov: Shéhérazade

c) Pero además, recomiendo la película uruguaya en cartelera: Ruido, bajo la direccion de Marcelo Bertalmío. Nunca pensé que una película uruguaya podría hacerme reír tanto. Todo el humor cínico, absurdo e irónico de los uruguayos, con una estupenda edición de un guión que podría ser muy peligroso de llevar a la pantalla. Pasen y vean... No, no es como Whisky. En esta "pasan cosas", que van más allá del típico retrato uruguayo. Víchense el argumento acá.
Ejemplo:
La astróloga (o algo así) le pregunta a Basilio: ¿Y usted de qué vive?
Basilio responde: Eh,....no.... vivir no es lo mío.

d) Y si no te quedó claro aún que hay pila de cosas pa hacer, la Feria del Libro está acá
Quedó inaugurada a partir del 24, y con acceso del público a partir del 25, en LATU, la Feria Internacional del Libro.
Está organizada por la Cámara Uruguaya del Libro y el Latu y seguirá hasta el 11 de setiembre. ¿Adivinen a dónde va a sucucharse Dharmita este fin de semana?
Los horarios previstos son: Domingos a jueves de 14 a 20, viernes y sábados, de 14 a 23. Martes 30 de agosto, viernes 2 de setiembre y martes 6 de setiembre, a partir de la hora 9.
¿Cuánto duele esta instancia de culturización? De lunes a jueves la entrada es gratutita mientras que los viernes, sábados y domingos es de 30 pé.
¿Y qué puedo esperar? Como siempre, buena lectura, buenos espectáculos, bastantes artesanías. Pero además, en esta edición de la feria, se realizará un homenaje a Mario Benedetti y vendrán de visita: Ziraldo, Eduardo Galeano y Alejandro Dolina.

Querubines que estén en el paisito: El que llega último paga las cervezas a la salida!!!!

Para todos, en todas las latitudes de ojos que leen: Muy Buen Finde!
Portense mal!!!! (^_^)

(Cuando SEA grande VOY a SER un PAQUETE MALDITO)

PD. Hoy hay mucho enlace por ahí, porque se lo merecen. Exploren, exploren...

25 agosto 2005

Tres días y un vendaval

(Brainstorm no autorizado por el Otro Yo en modo insomne)

¿Y si lo usamos (el vendaval) para la letra de un tango?
"Ella me dejó a mi suerte en medio del vendaval".

En la mañana árboles caídos, arrancados desde la raíz. Muros quebrados. Ramas por doquier. Lluvia. Truenos. Viento enfurecido. Miedo. El mar que se adentra en la tierra. Ruido. Ventanas que se golpean. Carteles que caen. Vidrios que estallan. Silencio. Barcos. Marineros. Sirenas. Una antena se derrumba. Sueños que se pierden. Sueños que no quieren llegar. Peggy Lee y Mozart. No hay pájaros ni moscas. Frío en las orejas. La luz de una vela se desvela en la mesita de luz. Cartas que llagan. Pero nadie llama. Un contrabajo se estremece. El libro de Verlaine se abre de par en par. Maquillaje y un vestido de gala. Flashes. Cámaras. Humedad. Extravío. Encuentro y pérdida. Pasa un fantasma y se lleva consigo a un ángel del llamador. Cascabeles en la cintura. Una pluma nueva en el titero. Humos de sándalo. Chal rojo que vuela en el viento. Chocolate caliente. Apagón.

Y sigue el tango... "con un beso en la frente".

22 agosto 2005

PERFIL XII - Don Cartagena

Cuatro de la tarde. Es invierno pero el termómetro indica 27ºC y el sol pica tal cual en el verano.
Preparo el mate, la cámara, un libro, un poco de música, y salgo a disparar en el camino entre el puertito del Buceo y la playa atrás del cementerio. Mi idea fija, es una pendiente cerca del muelle del puerto y allá fui, trepando las rocas, haciendo equilibrio, cámara en mano.
En el muelle, muchos pescadores disfrutan de esta unusual tarde. Recorro la vía de hormigón y saludo a uno de los hombres que esperan pacientemente que algo pique.
- Buenas tardes!
- Nas tar' - me responde.
Sigo hasta la punta, donde unos disparos más me dejan casi satisfecha.
A la vuelta por el muelle, el mismo pescador me increpa.
- Hace linda tarde para tomar mate -
- Claro que sí! -
- Pero se viene una tormenta... ¿Argentina?
- No Don, de acá nomás - (Todavía me resulta extraño el escucharme hablar de esa manera)
- ¿Y me saca una foto?
- Por supuesto! - le digo.
El hombre asciente con la cabeza y me mira directo mientras enfoco, sosteniendo con más fuerza su caña. Después del primer click, se reacomoda, más relajado.
- Déjeme sacarle otra don, por las dudas. Uno nunca sabe -
- Cómo no! -
Esta vez me mira directamente, se mete en la cámara cual refugiado, entrecerrando los pórpados para evitar el reflejo del sol.
- ¿Cómo es su nombre? - le pregunto.
- Cartagena soy. - y en seguida agrega - Mi hijo es el jugador de "fúbol" que jugó en Malasia.-
- ¿Ah sí? Hace tiempo que no se sabe nada de su hijo.-
Don Cartagena suspira.
- Lo que pasa m´hija, es que está en Costa Rica, ahí, en medio de la selva para curarse.-
- ¿Está enfermo? -
- Sí, las mujeres lo tenían enfermo. Se iba a Punta del Este hasta que se gastaba toda la plata y después no tenía ni para el boleto. Así lo tenían las mujeres. -
- Mire usted! Vio cómo son las mujeres... (cierro mi caso conluyendo mi carencia de género alguno) -
- No! Si las mujeres no son el problema. Es él que se enloqueció. A veces desaparecía diez días y no sabía nada de él y de repente volvía.-
- ¿Y cómo fue que terminó en Costa Rica? -
- El que maneja a los jugadores..., ¿Cómo era? ...Casal lo mandó. Porque ese le dijo que no. Mi hijo estaba para ir a Europa como el Zalalleta y el otro, Olivera, pero cuando tenía la oportunidad ahí, estaba como loco con las mujeres. Tonces fue que terminó en Costa Rica. -
- ¿Y sabe si está curándose? -
- No sé mucho, porque me llama con tarjeta y de repente me dice "viejo, tengo que cortar", y no hablamos nada.-
Me queda mirando. Sentí cierta tristeza. La soledad pasó por allí y dejó una sombra en sus ojos fijos que se clavaban en los míos. Pedía compañía.
Me quedé unos instantes tomando mate con él, disfrutando el sol y el agua.
- ¿Cuándo puedo ver alguna de las fotos? - me preguntó.
- Le puedo traer una. ¿Anda seguido por acá? -
- Si! Todos los fines de semana estoy. No tengo nada más que hacer.-
- Entonces nos vamos a ver por aquí.- le aseguro.
Es fácil reconocer la esperanza en los ojos de alguien así.
- Nos vemos entonces, don. Que pase una linda tarde. -
- Ta luego m´hija.- Me saluda.

A la altura de la playa, después de algunas pausas y un padre con su hija que me regalan una hermosa imagen, escucho a mis espaldas un grito acercándose. Allí estaba Don Cartagena pedaleanado en mi dirección en una vieja bicicleta.
- Periodista! - (¿Ah, sí?)
- Pero Don! ¿Pescó algo? -
El hombre detiene el vehículo y haciendo caso omiso a mi pregunta, saca de su bolsillo una tarjeta de cartón con la foto de un jugador de fútbol pateando la pelota.
- Mi hijo. - dice - Cuandos quieras una entrevista... ¿No te olvidás del nombre? -
- No! Cómo me voy a olvidar! Cartagena. - y agrego - Nos veremos pronto. -
- Bueno m'hija. -
Y se monta en la bicicleta con una sonrisa de oreja a oreja.









Don Cartagena - Puerto del Buceo
Agosto 2005

Sin Palabras

Me encanta este medio de comunicación, básicamente porque brinda innumerables opciones para estar en contacto con personas afines a uno, para compartir informaciones, para conocer culturas, para relacionarse de una manera que active otras perpectivas en nuestra visión.
Sin embargo, si bien nunca lo dudé, hoy acabo de certificar la importancia que tiene el poder sostener una charla frente a frente con alguien. Siempre pensé que el lenguaje no es sólo palabras, y de hecho, todos sabemos más o menos que la expresión corporal, los ademanes, el tono de voz, la mirada, todos esos factores son increíblemente importantes en el diálogo.
¿Cuántos estudios deben de haberse dedicado ya a esta cuestión? Seguramente son miles.
¿Qué me dicen ustedes de compartir un silencio? La pausa en una frase o la ausencia de palabras... Estar simplemente allí, uniendo dos o más ausencias de voz, suspiros...
Estos son algunos de mis ejemplos.
Culturalmente se acostumbra hacer un minuto de silencio en señal de respeto, o como homenaje, cuando una persona muere. No lo he vivido muchas veces, pero en una oportunidad, tuve el privilegio de estar presente cuando una comparsa entera, al pasar delante de una casa donde un hombre mayor había muerto la noche anterior, giró para posicionarse en frente a la puerta de la casa (al menos 30 tambores que venían tocando a todo trapo) y, bajo la señal del jefe de cuerdas, todos los integrantes dejaron de tocar durante un minuto entero. La viuda nos miró desde detrás de la ventana y se puso a llorar, también en silencio.
Cuando era adolescente, tuve un grupo de amigos con los cuales compartí algunos de los eventos más tristes que recuerdo. Una noche, éramos cinco, de un grupo de siete. Uno de ellos acababa de tener un accidente y se encontraba en coma. La otra persona ausente era el hermano del accidentado. ¿Qué podíamos decir? Yo creo que las palabras hubiesen sido un gasto innecesario de saliva. Es por eso que nos juntamos en la azotea de un edificio y nos sentamos enfrentados, mirándonos las caras, mirando el cielo. Nadie dijo nada durante por lo menos dos horas. Nadie ni siquiera intentó romper ese frágil momento.
Este tercer ejemplo, quizás es el que menos tenemos en cuenta. Las pausas en una conversación también son silencios, y muchas veces, completan la frase (aunque aparentemente ésta no lo necesite). Aquí se suele decir que "pasó un ángel" y se llevó las palabras, y eso por esa razón que el silencio llenó en espacio por unos segundos.
El silencio, entendido como ausencia de palabras, no de sonido, es lo que más me atrae de la noche. Gracias a ellos es fácil para mí creer en la magia.
Ustedes deben conocer más ejemplos, y como soy super curiosa, me gustaría conocerlos. No sean tímidos.... Adelante!

19 agosto 2005

Penúltimo viernes antes de mis vacaciones

Viernes, queridos querubines, viernes que comenzó como un viernes de miércoles pero por supuesto, alzará su ñata y saldrá ileso.

Primero lo primero...

Dedito pa arriba...
... GRAN OVACION GRAN para la LUNA. Ella lo sabe... lo hace a propósito para que uno se prende de ella.
... para las fotos que deambulan por Montevideo, en los carteles callejeros que juntan pilas y ainda mais, con imágenes de los músicos de la Sinfónica. Me gusta especialmente la foto de los timbales con los containers del puerto detrás, pero está el contrabajista, y los cimbales, y los violines. Linda sorpresa caminar por la calle y cruzarse con esas imágenes.
... para Antonio Serrano, increible armonicista, radicado en España, que tocó con José Reinoso el año pasado. Me pasaron el disco de una de las presentaciones del trío de Reinoso, y la performance de este muchacho, el sonido, la musicalidad, me dejaron pasmada.
... para mi nuevo puesto de trabajo. Sip, me ascendieron. No da para cuetes y serpentinas, pero un ascenso, es un ascenso.
... para Jaime Sabines. Ya me tiene en sus redes. Pueden leerlo acá.

Anti recomendación:
No acostumbro tirar pálidas los viernes, pero en este caso es de orden. Foto Martín y su laboratorio apestan. No sólo se tomaron sus 10 días en revelar un simple rollo blanco y negro, sino que chorretearon en las impresiones, que además hicieron de apuro porque no las tenían listas para cuando las fui a buscar... Y para qué contarles del escaneado... Lamentable.
Tengo un perfil con foto obligatoria, pero debo atrasar la publicación del mismo por culpa de este inconveniente. Sepan entender.

TERTULIA
- Cuarteto imporovisado de jazz y bossa: Alvaro Pacello (Bajo), Ricardo León (Teclas), Campos (Bata), una servidora (Voz), y algún invitado. El sábado 20, cerca de las 22hs. Restaurante Sophía en Punta del Este. Averigué la dirección: Calle 27 y Gorlero.

- Cuarteto de jazz todos los jueves en un bolichito llamado "La Olla". Ahí mi amigo, Leo Méndez toca su saxo, y se acompaña de otros excelentes músicos. El lugar esta impresionante: chiquito (se llena enseguida), tiene toda la música (discos de pasta a patadas, CDs a patadas), una muy buena parrilla (asado, chorizo, etc.), comida de olla (cazuelas de calamares, etc.). Toda la onda, además de precios razonables (Una fresca, 50 pé).
Se cobra un cubierto de 30 pé, esto siempre y cuando caigan a la hora de la música.
Empieza temprano, tipo 22:30hs y a esa altura ya están todas las mesas ocupadas, por eso si algún día desean ir, tengan a bien hacerse una llamadita y reservar una mesa.
Además, el jazz termina temprano, a las 00:30hs, lo cual es muy bueno si al otro día hay que levantarse temprano. La Olla queda en Bernardina Fragoso de Rivera esq. Bauzá. Tel: 623 1279. Esto es pasando el zoológico para el lado del shopping, una cuadra, y después dos hacia el norte. El boliche queda en la esquina mismo, no hay como perderse.
- No se olviden del Hot Club todos los viernes. Y acuérdense de reservar mesa.
- Repite este domingo a las 22hs el Quinteto Salvador Jazz Session en BJ (ver viernes pasado)
-------------------------------------------

PLAZA DE COMIDAS
Flota en el aire un murmullo continuo, polifónico, insoportable, casi como cuando uno está mucho tiempo al lado de un generador de corriente. Aquí y allá el sopor se embebe en una mezcla de aromas entre fritos y cocidos, entre pizzas y panchos, entre papas fritas y muchedumbre.
Hace diez minutos que pagué mi ensalada con queso y mi refresco, pero veo cómo entregan los pedidos de las personas detrás de mí. ¿Habrán ido a fermentar el queso? ¿Quizás deben cosechar la lechuga? ¿Tal vez estarán cortos de burbujas para el refresco?
En la mesa más próxima a la cola en la que me encuentro, una pareja de un promedio de edades entre los 55 y los 60, devora sus hamburguesas y sus papas fritas extra grandes, con mayonesa y ketchup, mientras los vasos de gaseosa y hielo condensan la humedad que chorrea hasta el piso.
Finalmente me entregan mi pedido y allá voy con mi bandeja a arrinconarme en la única mesa libre.
A mi izquierda, dos muchachas estudian sobre baterías y resistencias, voltaje y leyes de científicos a quienes jamás recordarán luego de haber rendido ese examen. Tendrán unos 14 o 15 años. Me pregunto cómo pueden estudiar en este encierro bullicioso.
La mesa justo frente a mí se vacía y una señora de rictus descendente se sienta a saborear un cucurucho todo pegoteado, con la boca abierta, sin quitar ni un segundo la mirada del helado.

Pero lo que me llama la atención entre todo este ruido, es la conversación a mi derecha, que gira entorno a la tenencia de un hijo, el divorcio, la guardería, el dinero de la pensión, lo que dijo el abogado... El niño en cuestión juega a inspeccionarse una mano, dentro de un chochecito azul. La madre y la amiga de ésta no lo miran, pero hablan de él como si fuese un "problema".
Cuánta gente verá a la vida como un problema...
- Fijate que si no lo quiere tener, tengo que tenerlo yo y si yo lo tengo, son más gastos para mí. Me va a tener que dar una pensión más alta que eso - dice la madre.
- Más bien negrita. Si vas a tener que quedarte con el chiquilín, criarlo y todo eso, tenés que hacer que tu ex "se ponga" - le contesta la otra entre sorbos de café.
La situación me revuelve el estómago.
Dos ancianas pasan al costado del coche y una se detiene a levantar un zapatito que el niño se quitó en su juego.
La madre lo acepta sin siquiera decir gracias y lo tira en el bolso, quedando pues el bebé con un sólo zapato.
Ambas mujeres se ponen de pie, apenas las ancianas se retiran.
- Vamos porque "éste" sino se pone insoportable -.
Al alejarse, sus voces se pierden rápidamente entre las demás.
Aún tengo náuseas.
--------------------------------------

Musicalmente hablando...
Esto de la nostalgia me llevó a reencontrarme con la ópera Carmen de Bizet.

Luego, el excelente préstamo de Pereyra, "Lo que me costó el amor de Laura", una opereta de Alejandro Dolina, con muchos invitados especiales. Me recuerda el Romancero del Enamorado y la Muerte, sólo que visto desde el punto de vista de este señor que tiene la virtud de mechar finas hilachas de humor en sus palabras. No entrará al hall de la fama, pero no escucharlo es sin duda perderse de una obra muy interesante. Entre otros, participan: Joan Manuel Serrat, Sandro, Mercedes Sosa, Les Luthiers, Rolón, y claro está, Dolina.

Ah! Casi me olvido. Bersuit Vergarabat el 10 de Setiembre en el Velódromo Municipal. Yo estaré de vacaciones pero usted no puede, no debe dejar de presenciarlo.

Pórtense mal este fin de semana y dénse un tiempo para mirar al cielo de noche. Vale la pena.
(^_^)

17 agosto 2005

Detrás del hechizo

Una de esas cosas que tengo pendientes en mi vida es el aprender a manejar marionetas de teatro negro.
Cuando era niña, aprendí a fabricar títeres con una media y luego se me volvió vicio. Mis padres me retaron miles de veces por cortar medias sanas, pero la satisfacción al hacerlos era demasiado grande como para que los escarmientos me afectaran.
Más tarde descubrí las marionetas de hilos, y fue mi perdición, y las de polifón con unos alambres para moverlas. Definitivamente tengo que aprender a manejarlas.
Creo que, además de toda la parte creativa que implica construir una, que será única, uno tiene gracias a ella, la capacidad de sacar un personaje de la manga, de crear una historia, que no siempre implica usar palabras, donde todo vale. Encuentro esto sumamente atrayente.

Mi fijación debe pasar por el hecho de que la primer historia que aprendí de chica fue el Cascanueces. Mi madre se sentaba en mi cama antes de dormir, y me contaba la historia una y otra vez mientras mi imaginación se disparaba como un flechazo. Podía ver a Drosselmeyer, al Cascanueces cobrar vida junto con los otros juguetes, e imaginar a la reina rata de 7 cabezas, y la guerra contra los ratones gigantes.

Creo que en el fondo, me hubiese gustado que todos esos personajes y sobre todo, la magia de esos cuentos fueran ciertos. Hubiese creído para siempre en la existencia de elfos, gnomos, varitas mágicas, hadas, ninfas, duendes, unicornios, dragones que lanzan fuego.... todos ellos.

Como sucede con la noche, todos los encantamientos se tienen que romper tarde o temprano. Al crecer tuve que acudir a los juegos de role (AD&D) o a Tolkien. Pero tengo bien claro que algún día voy a aprender a manejar marionetas.

Y ya que hablamos de cuentos de hadas.... Una letra alusiva: "Kiss that Frog" de Peter Gabriel.

Elemental

elixir o elíxir.1. (Del ár. al-iksir, medicamento seco, polvo que transmuta los metales, piedra filosofal.) m. piedra filosofal. 2. Licor compuesto de diferentes sustancias medicinales, disueltas por lo regular en alcohol.3. fig. Medicamento o remedio maravilloso.4. Alq. Sustancia esencial de un cuerpo.

Nada. Palabras pequeñas que implican grandes cosas.

(Cuando SEA grande VOY a SER un ELIXIR)

16 agosto 2005

Los astros se equivocan

Ley de Murphy: Si tu horóscopo del día de hoy, predice que este será un día inmejorable, que nunca podría irte mejor que en ESTE particular día donde la conjunción de los astros es más que favorable, DUDALO. Tené sumo cuidado y tomá todas las precauciones posibles! Usá casco, en lo posible quemá toda escalera que se te pueda cruzar en el camino, y dejá a tu gato (aunque sea de color blanco) en la casa de la vecina, no intentes cocinar o colgar cuadros, hacer negocios (aunque sea comprar un chicle), ni abrir la heladera después de bañarte, no hables con tu pareja ni siquiera por teléfono, o mejor, no te levantes de la cama a menos que haya un terremoto de 5.6...

Yo sé lo que les digo... El otro día comenzó cuasi normal. Abrí los ojitos a la luz y noté que había dormido todas esas horas que no dormí durante la semana. Un leve dolor de cabeza me demostró que quizás dormí demasiado, pero como el resto del cuerpo se sentía agradecido, hice caso omiso a la migraña y me levanté.
Preparé el mate luego de arreglar por enésima vez el endiablado zum que funciona cuando y como quiere, corrí las cortinas, abrí las ventanas. Me dí entonces cuenta que mi maceta del romero se había volcado y la tierra se hayaba diseminada. Me dispuse a juntar la tierra derramada cuando noté que el romerito (mi lindo romerito adorado) no estaba en el pretil.
Miré tres pisos abajo. Allá estaba mi plantita, al costado de un farol. Bajé corriendo por las escaleras, la levanté con palabras dulces, verfiqué que las raíces estén sanas y con sumo cuidado volví a plantarla en su maceta.
Mi leve dolor de cabeza aumentó un poquito, así que me tomé un analgésico suave.
Ya iba terminando mi tercer mate cuando se me ocurrió escuchar mis mensajes en el contestador. Esperaba una llamada desde la noche anterior, pero imaginé que había dormido tan profundamente que no escuché el teléfono sonar. Descolgué la bocina, marqué el correspondiente *66, y no escuché nada. No hay línea... qué raro... Pero yo tengo todos mis pagos al día (de hecho es admirable cuán al día que estoy con mis pagos). Shit! El teléfono se declaró en huelga!
Era previsible. Venía avisándome de su inminente ruptura desde que me mudé. Así que decidí comprar un nuevo aparato y darle sabático al viejo.
Pero no tenía dinero a mano y yo soy medio enemiga de las cuotas, así que me dispuse a sacar dinero del cajero automático. Entré al cubículo y busqué mi tarjeta dentro de la billetera, en el lugar usual, porque soy bicho de costumbre para esas cosas, y ete aquí que la tarjeta faltó sin aviso! Merrrrrrrrde! La dejé puesta en el último cajero en el que estuve, o sea, a una hora de casa, y era domingo. Ni ahí de cancelar nada.
Ya me había empezado a perseguir con la posibilidad de que me hubiesen vaciado la cuenta. Me acordé que está la página web de consulta de las cuentas, y decidí chequear desde algún ciber si estaba en bancarrota o no.
Jajajaja, encontrar un ciber abierto me llevó todo el trayecto a la casa de mis padres. Sin desesperar pero ya con una risa histérica encima, comprobé que estaba todo ahí y me dije que seguramente mi tarjeta estaría ya en manos del banco.
¿Les había contado de mi dolor de cabeza? ¿Se dieron cuenta que no había comido aún? Adivinen.... Sí, efectivamente, patada el estómago gracias al analgésico!
Caí en lo de mis padres, que ya habían almorzado sin mí (esos desamorados...), y aproveché el solcito del día para llevar a mi (hilo de baba saliente) sobrinito más chico a la feria.

Digamos que esa salida fue el paréntesis del día. Lorenzo tiene esa capacidad infalible para devolverme a la vida. Vimos todos los animalitos, desde hámsters, pasando por perritos y gatitos, conejos, pececitos, pajaritos, incluso arañas pollito, y terminando con las ilegales culebritas y lagartos que ahora te venden adentro de una botella de refresco descartable (lamentable). Pero él me llevó de la mano a lo largo de Tristán Narvaja en busca de una tortuga. En el camino, me empujaba hacia el interior de todas las librerías de compra/venta/canje que se le cruzaban (qué bueno, porque todavía sigo tratando de rastrear a Kafka on the Shore), y se paró media hora a escuchar el toque ensimismado del ciego del bandoneón.

Cierro el paréntesis porque llegó la hora de regresar mi (hoy) desastroza casa. Entonces, sin teléfono, con mi romerito desmayado, me dispongo a leer el libro recientemente adquirido en la feria. Prendo la lámpara y la bombita se quema, y yo sin plata para comprar una de repuesto. Pensé en ponerle una de las del baño, pero la rosca es distinta.

Entonces claudico. 'Ta bien! Hoy no era el día... Igual podría haber sido peor, pordría haber llovido. Además el dolor de cabeza finalmente se me fue.

El lunes que siguió, después de comprar un aparato de teléfono en cuotas (¿saben que suena como cuando le cerrás mal la puerta a un auto? Es divertido), y de ocho llamadas al banco y a la red de cajeros automáticos, bloquée la vieja tarjeta y pedí una nueva. Aunque me olvidé de cambiar la bombita. Al menos lo más urgente fue solucionado.

Lo más gracioso fue el chequear mi casilla de correo y ver las predicciones que los astros me deparaban para ese día fatídico:
"Hoy es uno de esos días en que te sientes capaz de conquistar el mundo.
Te sientes fuerte y decidida, Dharma, con ganas de llevarte el mundo por
delante. En este momento puedes alcanzar una meta, realizar tus ambiciones o
quizás la suerte se cruce en tu camino. Hoy es un gran día para buscar otro
trabajo, pedir un aumento o convertir en un éxito alguno de tus proyectos
preferidos."

La Fiscalía descansa...

15 agosto 2005

SinSentidos

¿Si tuviesen que elegir el descartar de sus vidas un sentido, cuál sería?
Me encontró el cénit de la noche pensando qué ocurriría, cómo sería mi vida si careciera de uno de mis sentidos: el oído, el olfato, el tacto, la vista, el gusto. ¿Cuánto del mundo me perdería o cuáles alternativas encontraría para compensar la ausencia de alguno de ellos? Más aún, ¿qué sucedería si hoy o mañana tal vez, fuese incapaz de hablar o caminar?

El Bhagavad Gita defiende el hecho de que la única manera de alcanzar una elevación espiritual superior, es abandonando la dependencia que los sentidos nos generan. Asegura que nos convertimos en esclavos de nuestras percepciones sensoriales y que esto nos encadena al mundo material, nos impide evolucionar espiritualmente.

Cuánta razón hay o no en esto, es un tema muy discutible. Pero en cierta medida, lo que creo posible es que el mundo material puede ser percibido e interpretado únicamente en base a lo que nuestros sentidos nos indican.
Si tuviese que renunciar a uno de ellos, simplemente (o quizás sin tanta simpleza), mi apreciación de las cosas, sobre todo aquellas que amo por el conjunto de mensajes que mis sentidos me devuelven de ellas, se vería sensiblemente trastornada.

¿Qué haría si no pudiese escuchar la música, el mar, la noche? ¿Qué harían ustedes si no pudiesen percibir el calor o el frío, la suavidad, el contacto de los labios en un beso? ¿O si el aroma de la canela, del pan recién hecho, del café, del jazmín, de la piel del ser amado, la lluvia, el salitre, desaparecieran de sus vidas?
¿Cómo sobrevivirían ahora que ya conocieron estos sentidos, que ya se sirvieron de ellos durante tantos años?
Por supuesto que existen personas que ya lo viven, que nacieron sin oportunidad alguna de ver una puesta de sol, o la sonrisa de un niño, los colores de la primavera, la figura de una mujer embarazada, un cuadro. También existen personas que no pueden oír o caminar o degustar, y sin embargo, sus vidas siguen un camino igual al de cualquiera, con las alternativas que esta discapacidad les plantea. Beethoven pudo hacer la más hermosa música sin que la haya escuchado nunca como nosotros lo hacemos ahora.
Sé que se puede, sé que es posible, pero me cuesta elegir. Quizás es cierto, quizás soy prisionera de mis sentidos. La sóla idea de perder uno me causa desazón.

Cuéntenme ustedes... Si tuviesen que elegir el renunciar a alguna de las percepciones sensoriales de las que hoy se sirven para apreciar las múltiples facetas del mundo, ¿cuál elegirían?

11 agosto 2005

Menú de Viernes

Mozo: Buenas noches señorita. ¿Mesa para cuántos?
Dharmita: Eeeehhh, por ahora soy sólo yo, pero ya se van a ir arrimando.
M: Por aquí... (corre una silla, me siento, me entrega la carta). ¿Un aperitivo?
D: Si, por favor. Grappamiel sin hielo, unos totopos y....mmmm..... quesito y aceitunas! Gracias.
M: Muy bien, señorita. Enseguida se lo traigo, mientras escoge del menú.
El mozo se retira, abro la carta.

ENTRADAS Y PICADAS
Dedito pa arriba...

... para el Pereyra.........................Porque sí, porque se lo merece y listo!
... para los nuevos visitantes.......................Toy asombrada, he de confesarlo.
... para las ofertas, sales y ainda mais de final de temporada...Por una vez los precios bajos y mi necesidad urgente de pantalones coindicieron.
... para mi alta definitiva de mi operación en la patita......."No tomes sol en tu licencia, y en el verano usá mucho filtro, así evitas problemas" me dijo el dotó', que se portó bárbaro y se mandó terrible obra de arte en mi extremidad inferior derecha.
... para mi vecino nuevo.........................Otro que me voy a poner a investigar. Por ahora sólo sé que escucha tango de tarde y que cocinó algo con canela o vainilla el otro día (conociendo el prototipo, debe haber sido arroz con leche)
... para Nigli..........................Le salió el grado 1 finalmente y estaba repeleado el concurso. Toy contenta! Felicitaciones!!!!!
... para el 1er capítulo de la 2da temporada de Carnivale.....Ya me colgué de nuevo. Irremediablemente. Nuevos capítulos los sábados a las 22hs (hora rioplatense) por HBO. Repeticiones, los jueves a las 22hs.

PLATOS FRIOS Y ENSALADAS
D: Una Capresse para mí!
Padre, he pecado....
El otro viernes, después del Hot terminé en Milenio (menos pregunta Dios y perdona). El punchi punchi electrónico me mató. Si a mí la música electrónica no me molesta, sólo que hay que confesar que "esa" música electrónica es lo más aburrido que he escuchado en mi vida. ¿Dónde quedaron las interesantes marchas de Dj Dero o Dj Bobo? ¿Eh? En la nada. Lo mejor que nos queda ahora, son algunos chill outs. Una lástima que un recurso con tantas posibilidades como lo es esta forma de generar sonido, sea tan desaprovechado en la actualidad. Los temas son clones con la misma base rítmica.
Mientras, arriba, en Pachamama, había una fiesta reggae a la cual no podía entrar porque pagué la entrada correspondiente a "abajo". Y todo por ser buena anfitriona y obrar de traductora simultánea para unos franchutes que se iban al otro día.
De todas formas he de quebrar una lanzita por la Dj mujer (tenía el nombre en la punta de la lengua pero la laguna mental vino al ataque) que animó un poco la cosa que venía en barranca abajo, aburrida como chupar clavos.
Prometo que no se volverá a repetir.

PLATOS CALIENTES
- Para engancharse hasta las patas con el clima generado.........8mm
(Thriller de suspenso, con muchas vueltitas interesantes. Además cada vez que le puedo hacer alguna oda a Nicholas Cage, lo haré)
- Para explorar alguna faceta más de la humanidad........Taxi Confessions
(Documental grabado en taxis de las principales cuidades yanquis. Estereotipos y no tanto, la vida cotidiana, las anécdotas... Especialmente recomendada la edición de NYC)
- Para una tarde de domingo........El violín rojo
(Como están diciendo ahora en el Detrás de la Pantalla acostumbrado, relata la historia de un violín desde su nacimiento a su muerte y a mí me puede. Desde la primera vez que la vi, esta peli me dio vuelta. Ahora que es accesible en el cable, mejor)
- Una para recordar..........Baghdad Cafe
(Y me quedo con la canción también: I'm calling you)

SUGERENCIAS DEL CHEF
John Mc Laughlin.................................................The Free Spirits
Roy Elridge............................................................Concert
Frank Sinatra........................................................Duets II
John Scotfield & Pat Metheny.............................I can see your house from here
Pat Metheny..........................................................Trio 99-00
Ute Lumper...........................................................All that Jazz
Nina Simone...........................................................Finest Hour
Jimmy Scott...........................................................All the Way

TRAGOS Y COCKTAILS
"Cuando la noche pasea
más allá de mi pretil
yo puedo ver para afuera
sin que me veas a mí."
("Tu Voyeur" - Jorge Drexler del album "Vaivén", 1996)

Drexler lo decía es su canción y yo tengo la misma costumbre. Me intrigan terriblemente los entretelones de otras personas, desde las más simples a las más etiquetadas. No es raro que disminuya el ritmo cuando camino por ahí y distingo algún movimiento detrás de una ventana demasiado abierta.
Más o menos cinco noches por semana cumplo el mismo ritual. Vuelvo de mi cable a tierra en el puertito del Buceo, llego al depto, me prendo el incienso de turno, me sirvo una copa de Tannat (cuando tengo), sino busco una alternativa. Pongo "Revelations" de Santana (del album Festival), apago las luces y me siento en la silla "de director" contra la ventana, mirando para afuera. Prendo un cigarrillo mientras observo las ventanas iluminadas de los edificios del otro lado de la calle.
Así fue cómo descubrí de qué ventana proviene ese sonido particularmente musical de un llamador de ángeles.
Hace un mes aproximadamente, mientras la copa de vino ya andaba por la mitad, mis ojos perciben movimiento en una ventana, en el quinto piso del edificio más cercano al mío. Al mirar en esa dirección detecto la lucecita anaranjada de un cigarrillo prendido, en una de las terrazas a oscuras. Levanté mi copa y una sombra eleva un vaso para devolver el brindis.
Desde entonces nos encontramos en el anonimato que nos otorga la oscuridad de nuestros respectivos hogares, brindamos, y cada uno lleva a cabo su ritual. Me pregunto qué música estará escuchando, o cuál es el contenido de ese vaso, o qué marca de cigarrillos fuma, incluso si es hombre o mujer.
Sin embargo por primera vez, dejaré que la curiosidad dé paso a la rutina. Al fin y al cabo, somos simplemente compañeros furtivos con una misma finalidad.

BEBIDAS REFRESCANTES
- "Black"(Album)................................................Rada
- "I'm good"................................................Johnny Winter
- "Play the Funky Music White Boy"...............James Brown
D: Smirnoff Ice en botella grande for favor!

CUBIERTO ARTISTICO
- Hot Club de Montevideo: Esta noche a partir de las 23 hs maso. Taberna del Sol, Durazno y Jackson. No se olviden de reservar porque se llena hasta las manos.
- Quinteto Salvador Jazz Session: Fernanado Labrada (Guitarra), Nacho Labrada (Teclas), Santiago Gutierrez (Saxo tenor), Rafael Ugo (Bata), Alfonso "El Piojo" Santini (Bajo/Contrabajo). El domingo 14 a partir de las 2130hs, después de los cortometrajes. En BJ, Soriano 820 y Florida. Yo que ustedes me prendía. $40 Pesinhos a entrada.
- Cuarteto imporovisado de jazz y bossa: Alvaro Pacello (Bajo), Ricardo León (Teclas), Rodrigo Campos (Bata), una servidora (Voz), y algún invitado. El sábado 20, cerca de las 22hs. Restaurante Sophía en Punta del Este (no tengo la dirección, pero la conseguiré).
- Aparentemente sale un toque el 24. Old hits adecuados a la Noche de la Nostalgia. Si confirmo les aviso.

(Cuando SEA grande VOY a SER una CANCION de SABINA)
No sean tímidos! Arrímense y elijan del menú. Espero sus sugerencias para el postre.
Buen finde!!!!!!!! Pórtense mal. (^_^)

Cuando la Ciudad Duerme

En las altas horas de la madrugada, Montevideo es una Bella Durmiente esperando el beso del rocío para romper el encantamiento.
Algunas noches como la de hoy, merece seguir encantada, envuelta en brumas, en silencios, arrullada por el mar, entre los susurros de los amantes, con sus venas desiertas, como si el corazón que las bombea se hubiese detenido.
Casi detesto a más no poder la llegada del alba. Siempre puntual. Y yo que no uso reloj...
En noches como la de hoy, preferiría que el encantamiento fuese eterno, que me atrapara, que me hiciera desaparecer entre las sombras, que se llevara todas esas ideas que saltan de una sinápsis a otra, imparables, y me devolviera un poco de paz mental como para disfrutar un poco más de un simple soplo, o pestañeo, para poder dejarme sentir las cosas que no me permito. Por ahora sólo se acumulan en ese sótano donde las sepulto, bajo miles de falsas prioridades, de escepticismos, entre los millones de pliegues de la postergación.
No es que ya no sienta. Es sólo que el día me da la excusa perfecta para olvidar que las emociones están ahí gritando, empujando para salir.
Si no fuera por esa luna sonriente, tan amiga a veces, y tan traicionera siempre, ni siquiera hubiese dejado que este lapsus me ganara.

(Necesito vacaciones YA! Parece que setiembre no quiere llegar, y encima ahora tengo una gran duda: ¿Chile, Porto Alegre, México, o ninguno?)

10 agosto 2005

Perfil XI - Pablo es francotirador...

... y te coloca en la mira, dispuesto a disparar sin piedad. Si le erra vuelve a cargar, esta vez con otras armas; la palabra, la música.
No es extraño que se pierda en el silencio del camino, ni que lo absorban los colores de un carnaval, la pirueta de un mimo, siempre y cuando ese camino le pague con la misma moneda.
Pablo arranca de sus vísceras el poder que este sencillo estado de felicidad le otorga. No teme mirar directo a los ojos, pupila a pupila, tomando el atajo más certero que existe entre dos personas. Podría ser intimidante pero sus manos no mienten: hay dulzura, y contemplación, alegría sin vueltas, sin entredichos, allí donde su mirada no llega, su tercer ojo extiende su visión más allá.
Posee ese instinto fiel a sí mismo, a quienes ama, y no teme atravesar kilómetros para seguirlo, para evocarlo como guía, o alentarlo como discípulo. El riesgo es un hecho, pero la ganancia lo es aún más. ¿Cómo conocer el calor del fuego, sin haberse quemado alguna vez?
De los números, rescata el sexto, y todos los anteriores.
Si quisiera, vería más lejos, pero su horizonte está en su gente, en su orgullo de ser la misma persona tal como se levanta, tal como la noche lo encuentra, aunque sólo pueda controlar la nocturnidad a medias (realidad que no intenta esconder).
Su felicidad es tan simple, tan espontánea, tan etéreamente consisa, que uno no puede más que buscar ser contagiado por ella. Aunque a veces él no quiera reconocerla, ella es su más fiel amante.
Si ser feliz es tan simple, entonces ¿por qué nos cuesta tanto? ¿Por qué insistimos en perseguir lo que se nos atraviesa constantemente en el camino?
Pablo parece conocer el secreto que el aire nos oculta.

09 agosto 2005

Hace 2 años y medio agregué una personita en la lista de mis amores. Estaba lejos, a kilómetros, pero otra vez fui la primera en enterarme de esta nueva excusa del mundo para demostrar lo grandiosa que es la vida.
Aquí pueden verlo en acuática suspensión; un poco de materia prima, otro poco de azar, otro poco de destino, un tantote de amor, y toneladas de dulzura.... Y eso que en ésta, su primer foto, tenía unas pocas semanas de vida.
Hoy es mi gran rejunte de baba y he llegado a la conclusión que la del babero, soy yo.
Es capaz de los besos más mojados (aunque la mayoría de las veces te pone la cara para que tú lo beses), y de las miradas más serias cuando jugamos a los topetazos, de las estampidas más graciosas cuando llego y corre con sus piecitos inseguros y los bracitos abiertos de par en par, a abrazarme.
Qué le voy a hacer! Soy una tía babosa, embriagada de su espontaneidad y cariño.
Ahora pronuncia las letras, las enfatiza. "Rrrrrrrrrrrr", "L-L-L", "O!", "Eta? La A!". ¿Qué dice ahí? Dice tu nombre!... "LLLL O RRRRR E NNNNN ZZzzzzzzz Ooooo", y se carcajea.
Ahora se apropia de las cosas: "Mío!" dice, pero después te presta todo.
Ahora se sube a mi falda con una lapicera y dibuja su visión del mundo en simples líneas.
Ahora extiende la mano para ofrecer lo que está comiendo (así esté babeado, premasticado y cuasi regurgitado).
Ahora acerca la frente para que se la besen sin ninguna razón en particular (y cierra los ojitos cuando recibe el beso).
Ahora camina tomado de mi dedo meñique y comparando la longitud de nuestros pasos (en eso salió taaaanto a su tía loca).
Ahora juega a escurrir la esponja sobre su cabeza cuando se baña.
Ahora le canta a un bebé imaginario dentro de su cochecito, para arrullarlo (y como su hermano mayor, tiene un oído impresionante).
Pero sigue siendo ese inexplicable pedacito de maravilla de la foto, que se renueva cada día y es capaz de dejarme sin aliento con su esplendor.

(Es obvio: Cuando SEA grande VOY a SER aún MAS BABOSA)

08 agosto 2005

Es una cuestión de actitud

Les presento al anfitrión de un boliche que se sentó a mi lado en una noche de joda parisina.
Esto es para que vean que la actitud lo es todo.

Empiecen la semana con un ánimo estratosférico!
Salud!

05 agosto 2005

♪Viernes Musical y Nostalgioso♪

Y parece mentira cómo pasa de rápido el tiempo, estilo cachetada fugaz. Cuando te das cuenta, ya está sientiendo el ardor en la cara pero nunca la viste venir. Estimados querubines: la espiral nos devuelve un viernes en clave de MO (efecto boomerang que le dicen).

Este será más musical que de costumbre. ¿Por qué? Porque siempre lo es gracias al Hot Club, pero además, estamos en el mes de la nostalgia.
Agosto en Montevideo se trata de una cuenta regresiva a la Noche de la Nostalgia del día 24.
Las radios, el ambiente, y los boliches ya están preparados para esta fiesta, donde temas inolvidables de las décadas del '60, '70, '80 y '90, pero con más énfasis en los '80 (¿cuántas de tus canciones preferidas son de esa década?) dejarán volar sus notas en un arrebato de añoranza de los DJ.
Entonces no es extraño que la FM de turno vuelva a colocar las mejores piezas de Toto, Yes, Tears for Fears, The Police, UB40, George Michael, Bonnie Riatt, Genesis, Bee Gees, etc, etc, etc, muuuuucha onda disco, muuuuuucho romántico al estilo Richard Marx, Lionel Richie y Elthon John. El trueque es más que justo, si de esta forma mis oídos pueden descansar de B. Spears (para darles un ejemplo... Ooops!).

Todos mis 24 de agosto pasados, he tenido que trabajar de alguna manera, ya sea atrás de la barra, haciendo tragos especiales que se venden a precios desorbitantes, o mejor, cantando. Pero este año parece que por primera vez voy a poder vivirlo del lado de los fiesteros.
Esto trae aparejada la contra de los clásicos levantes... He escuchado cada técnica y bolufrase!...

Un ejemplo de múltiple opción:
Cúmulo de testosterona ambulante con voz de langa: Hola, ¿estás sola? (Sonrisa expeliendo su aliento alcohólico)
a) Minita de levante y sus feromonas ambulantes: Si, ¿te conozco de algún lado? (Mirada provocadora)
b) Mina que vino con las amigas: Ehhh, no, estoy con mis amigas. (Dedo señalando y mirada buscando la aprobación de las susodichas)
c) Amargura en tacos altos: Si (o no). Borrate infeliz! (Ego femenino flotando entre el humo)

Está claro que esa frase de abordaje no tiene un porcentaje de efectividad muy alto, así que paso a otros ejemplos menos escuchados y de efectividad relativa.

- Tan linda y tan solita... (Torso que se apoya sobre la barra y te bloquea el aire)
- Sabes que te vi y me pareció que estabas triste... (Dicen que no, pero se escucha)
- Diosa!!! ¿Bailamos? (Este lo escuché aunque no lo he vivido en carne propia. Será que no entro en la definición)
- Sos una especie de combinación entre Shakira y Natalia Oreiro (Estás muy en pedo, o necesitás lentes, o simplemente tu percepción visual anda muy trastornada)
- ¿Querés que nos perdamos por ahi a hacer nuestra propia fiestita? (Como frase inicial, no me van a decir que no es directa)
- ¿Te invito con una grappamiel? (Esa me puede! Es más fuerte que yo)

Seguiría con más ejemplos, pero en realidad, creo que ustedes ya deben tener algunos más en mente. Escupan, tiren nomás, que los viernes se presentan como excusas perfectas.

Decía entonces que, como todos los viernes, hoy es día de jazz en el Hot Club (Taberna del Sol en Jackson y Durazno, subsuelo). Me la debo, me debo unos Pobre Marino corriendo por la garganta, me debo robar un poco el micrófono, me debo alimentar este vicio hasta que me mate.
Ah, si, si, si...
Es curioso que estando ahí, alguno de los intérpretes de la rotación, me pongo a pensar en cosas como "Qué animal! En comparación soy una nimia basurita en el ojo! Qué pedazo de músico!", o tal vez, "El humo está tan concentrado que parece que todo se ve a través de un vidrio empañado", o en mis momentos ácidos, "Bajá ese teclado que me estás perforando los tímpanos" (existe un tecladista que tiene esa costumbre, invariablemente).
Pero como todo vicio que se precie de tal, si no voy, si no asisto, si no me dejo envolver por la energía musical del entorno, sufro un agudo síndrome de abstinencia.
Las jam no son como los conciertos. No están planeadas, ni hay arreglos escritos, es energía pura en movimiento, las notas salen desde las tripas, se apoderan del instrumento que sea, arrasan cual tsunami y se llevan el alma puesta. Importa poco si no sale perfecto en términos teóricos, si se deja que la armonía se instale por dentro y hechice dulcemente.

Enfin, ya que es viernes...

Dedito pa arriba...
... para Adrián que va a ser papá. (Mavi o Pancho según tengo entendido). Todavía tengo los ojitos húmedos por la emoción de la noticia.
... para los que se dejan guiar por la verdad, y la pasión.
... para Patricia que me prestó el último álbum de Françis Cabrel, que dicho sea de paso, tiene una canción hermosísima que las les publicaré por aquí. Sin desperdicio.
... para la tormenta de 5 minutos que descolgó la humedad del cielo con toda la furia acumulada, y despareció al instante, como si nada hubiese pasado.
... para Jazz que sobrevivió la primer semana carente de lógica.
... para Marcial porque no se dejó vencer por el desastre.
... para la noche, cuando se hace amiga.

Que tengan un inolvidable fin de semana!!!! Pórtense mal. (^_^)

03 agosto 2005

PERFIL X - El Hombre de la Bolsa

Madre: Mira nene, si no tomás toda la sopa, voy a llamar al hombre de la bolsa.
Locutor: Señoooora... ¿y si el hombre de la bolsa tampoco quiere tomar la sopa?
(Les Luthiers, "Consejos para los padres")


Aparecía una mañana de los primeros días fríos del año. Ya estaba en la casa para cuando me levantanba a desayunar antes de ir al club.
Me impresionaba su aspecto. Un poco más alto de lo que yo soy ahora, quizás 1.70mts, sólo que para mi tamaño de aquel entonces, el hombre era gigante. De cabeza redonda, más ancha que larga, que coronaba con un gorrito de lana gris cubriendo la pelada. Ojos inexpresivos y manos curtidas por las labores manuales y la exposición a las inclemencias del tiempo (en todo sentido).
Seguramente tendría más años que los que yo le daba. Mascando un palillo o ramita, con una bolsa de arpillera desgastada, atada con una piola de nylon, atravesaba en silencio el corredor de mi niñez hasta el jardín justo en el fondo, durante 3 días consecutivos.
Cada vez que llegaba el hombre de la bolsa, era anuncio de invierno.
Entonces, mis sueños, insomnios y pesadillas, se llenaban de sus presencias. En la penumbra de mi dormitorio, imaginaba que llegaba, se paraba al lado de mi cama y sacaba un enorme garrote de su bolsa de arpillera, con el cual amenazaba golpearme. Los ojos en esas ocasiones, se le oscurecían, se inyectaban en sangre, y su respiración se tornaba áspera y cavernosa.
Lo cierto es que le tenía miedo.

En aquel año, su llegada coincidió con una huelga general. Como no podía ir a la escuela, porque los maestros no asistían, mi madre me daba algún quehacer o me sentaba en la mesa del comedor a hacer cálculos, algún dibujo o manualidades.
A través del vidrio del ventanal podía ver el aljibe y más atrás, al hombre silencioso. Descubrí que dentro de su misteriosa bolsa llevaba unas tijeras más grandes que mis bracitos, un hacha de mango desgastado, madejas de hilo sisal y una podadora pequeña, además de algunos extraños hungüentos y otras herramientas que permanecieron ocultas a mis ojos, una camisa, una bufanda y un par de zapatos rotos y sucios.
El hombre llegaba como un espectro, con paso lento, cambiando de posición la ramita entre sus labios, se ponía aquellos zapatos deshechos, se sacaba la camisa, y empezaba con la poda anual.

Comenzaba con la glicina, bien al fondo, desenmarañando la red de ramas que el verano había tejido en el armazón de hierro. Trabajaba trepado a una escalera, y cortaba sólo lo necesario para que la enredadera diera sus vainas aterciopeladas que, según supe después, favorecían la floración en primavera y verano (racimos de flores lilas que atraían abejas, abejorros y mangangás).
Con igual esmero se empeñaba en acicalar la Santa Rita y el rosal de más de 100 años que daba las más hermosas rosas blancas cuando el sol empezaba a calentar.
Al lado del hibisco rojo de flores dobles, una vez tiré un carozo de pelón, el cual dio lugar a uno de mis árboles preferidos. Ese año, mi padre y el hombre de la bolsa clavaron una estaca en la pared para atar el tronco del pelonero con el objetivo de mantenerlo erguido, ya que desde hacía un par de años, venía creciendo semi desmayado.
Debajo de la glicina, otra enredadera trepaba apretada contra la pared, y se inmiscuía entre otros árboles y plantas, como una vecina chismosa. A esta, ese año la cortaron tanto que creí que nunca más volvería a crecer (cosa que fue desmentida ese verano... imposible que no crezca).
- Es una rebelde - le escuché decir al hombre, aunque no hablaba con nadie en particular y nunca había escuchado que encadenara más de tres palabras en una misma frase.
Los siguientes dos días de poda, mi padre me pidió ayuda, ya que yo andaba ociosa mirando, tratanto de desentrañar el misterio del que ahora podía llamar jardinero.

Estos días fueron dedicados al jazmín del cielo, el jazmín del país y al jazmín de ojal (mi preferido, el llamador de colibríes en verano), las cretonas, los cartuchos, el rosal de rositas enanas, el naranjo, los helechos y el lazo de amor, el taco de reina ya seco por el frío al igual que los pensamientos, las margaritas, las hortensias, etc. Pero el mayor trabajo fue aplicado al árbol de paltas que tardó 6 años en dar sus primeros frutos. Durante los últimos tres años, el hombre practicaba una sangría, que consistía en hacer una muesca oval con el hacha en puntos estratégicos del tronco del árbol. Ese año, fue el último en que se llevó a cabo este procedimiento, ya que ese mismo invierno, la palta comenzó a tirarnos sus frutos a borbotones, ya que el propio peso de estos, les impedía mantenerse colgados en las ramas.
En cuanto al limonero, mi padre decidió cortarlo, y sacar las raíces de unos 50 años, para plantar uno nuevo. El viejo limonero estaba tan crecido que usábamos un gancho de 3 metros de largo para arrancar los frutos amarillos, del mismo tamaño que las paltas.
Este trabajo le llevó al jardinero un día más de lo acostumbrado, ya que el espacio del cantero era muy pequeño y las raíces habían perforado el suelo hacia el centro mismo de la tierra. A medida que iban siendo sacadas las raíces más profundas, fueron apareciendo unos gusanos blancos o grises, enormes, que posiblemente habitaban las galerías fabricadas durante tantos años en el interior del enorme limonero.

En el último día, me dejaron sola que ese hombre, protagonista de mis más oscuras y tediosas noches. La tarea que nos tocaba esta vez, era trozar y almacenar las ramas podadas, para poder usarlas como combustible de la chimenea.
Con la aparición de mi primer ampolla gracias a la pequeña podadora que me habían dado, una mano de piel endurecida y áspera sacó de la bolsa de arpillera uno de esos frasquitos con hungüento, me sacó la herramienta de las manos y me embadurnó con esa preparación melosa color caramelo.
- Si no arde, no cura. - me dijo entonces, mientras mis ojos se encontraban con los suyos. Posiblemente mi expresión de sorpresa fue lo que le hizo desprender de la nada esa cálida sonrisa.

Terminada la faena de esos 4 días, aquel hombre gris desapareció, como siempre, con su bolsa al hombro, tan silencioso como había llegado.
Ese año dejé de tenerle miedo a los jardineros.

02 agosto 2005

Nueva dirección de mail para este espacio

Gracias a Rafa! (^_^)

Aunque ya podían hacerlo antes, ahora digamos que les reafirmo la posibilidad que tienen de escribir y mandar su catarsis, puteada, queja, felicitación o duda a esta dirección:

Por supuesto que dharmalando@yahoo.com no se cierra, pero se siente distinto tener una dirección oficial del sitio, ¿no?
Me siento más modernizada ahora.

01 agosto 2005

¿Por Naturaleza?

Conversando con mi sobrino de 10 años, mientras le enseño a jugar al truco (porque en la generala me dio una paliza terrible; por lo menos el truco le va a requerir más estrategia).

"Tía loca" (Asi me dicen mis sobrinos gracias a la mala influencia familiar): Entonces, ¿cómo va la escuela?
Gabriel: Bien, estoy mejorando. Igual ahora tengo un problema.
Se rasca la cabeza y frunce los labios como es ya su costumbre.
TL: ¿Qué problema?
G: ¿Te acordás de Lorena, la que me gustaba?
TL: Si, algo me habías dicho. ¿Qué pasó? ¿Se pelearon?
Gabriel abre los ojos como platos y gesticula con los brazos alzados.
G: Ojalá! Antes nos peleábamos, pero ahora no.
TL: Ojo que me mostrás las cartas... No entiendo, ¿cuál es el problema?
G: Que ahora me persigue, me escribe cartitas, no me deja jugar con mis amigos y me dice "te quiero" adelante de todo el mundo.
TL: ¿Y no era eso lo que querías?
G: No!!! Es un pegote!! Me gustaba cuando nos peleábamos. Además ella es buena pegando. Desde que dejó de pelearme me dejó de gustar.
TL: ¿En serio? ¿Por qué será?. Envido.
G: No sé. Ahora no me gusta más. Flor es mejor!!!! (Y se ríe el muy guacho. No le puedo enseñar ningún juego.)
TL: Entonces preferís una novia que te pegue y se pelée contigo.
Piensa un rato, me mata la mata con un pétalo de esa flor (tiene tres patas seguro porque no dejó de reirse).
G: Truco y te vas!!!! Si, creo que las prefiero así.

(Tan chiquito y ya masoquista...)
(Tenía el 2, el 5 y el perico... No me dio ni para retrucarle con mis míseras cartas. No juego más contra principiantes!).