29 setiembre 2006

De elecciones...

Por Dios! Tirá una sonrisa al menos!!! Dejanos creer que eres un ser humano que sufre porque conoce la diferencia, porque sabe que cuando no se sufre, el estado de éxtasis es mucho mejor, aunque breve.

A veces me hace acordar a Melchor. Pero incluso él que es tan pesimista, y tan brutalmente realista y poco delicado, y negativo, es un previsor, y sabe cómo disfrutar de un resultado bueno que la vida le ganó a sus predicciones.
Tampoco se le parece a Tom, que tiene total adicción a todo lo que sea triste desde el punto de vista musical. No, no lo triste y meloso, esa cosa sufrida donde la letra llora, sino lo triste e irónico, el sarcasmo negro de algunos autores. "Eso es muy alegre", te dice cuando le das una probada de alguna otra cosa. Aunque claro, a veces no lo llega a decir porque le gana la veta sensible.

Pero este tipo, este otro, no se parece a mis conocidos y amigos. Es un tipo al que le gusta sufrir. Y digo que le gusta, desde el punto de vista menos literal, porque todos sabemos que es un sufrimiento que lo atormenta, pero es adicto a él, como hay quienes son adictos al peligro o al cigarrillo. Detesta el dolor emocional, pero sin embargo no vive de otra manera, busca las formas de pasar una cortina gris por su mundo, de llenar de herrumbre toda su vida, incluso al amar, ama lo imposible, al comer, come lo que no le gusta, al caminar, camina con zapatos que le lastiman, al beber, bebe hasta que la borrachera lo desmaya, al levantarse, tiene que ser tarde y con poco tiempo para las cosas que tiene que hacer, cuando llega la noche, tiene que estar sólo sin desearlo o acompañado cuando quiere soledad.

Uno diría que se lo busca constantemente.

Y no ríe. No sabe, no quiere, o se le ha olvidado. No pasa quejándose de su vida gris. Su tormento es resignación, y la resignación es su modo de vida.

Nunca vi a alguien con tan pocas ganas de cambiar. Y no supe motivarlo de ninguna manera. No quiere ni acepta motivaciones... El Sensei diría: "Desafortunado y solitario será quien rechaza la ayuda cuando ésta le es ofrecida sin pedir nada a cambio."

Debe ser por eso que yo estoy aquí escribiendo, y él en la oscuridad de un recuerdo turbio. Debe ser ahí donde le gusta permanecer.

PD. Ustedes tengan un finde excepcionalmente bueno!

23 setiembre 2006

Tierra Mojada

Hola! Hace tiempo que no te escribo una carta. Sé que hablamos todos los días, con más o menos profundidad, pero ya no nos comunicamos de la misma manera. Parece como si quisiésemos encontrar un momento, sin darnos cuenta que el momento no vendrá nunca, y entonces nos perdemos de ese segundo espontáneo, robado a esta vida que llevamos.
¿Recuerdas cuando no nos importaba el tiempo? Por ejemplo, cuando mi padre me despertaba los domingos a las 8 de la mañana abriendo las puertas de cuarto viejo de par en par, mientras ponía al máximo el volúmen del tocadiscos para que escuchara el helicóptero de The Wall. Y luego, en las tardecitas lentas, cuando él y mi madre dormían la siesta, aprovechábamos para salir al jardín, y jugar a los barcos piratas y nos escabullíamos sin permiso hacia el altillo, el taller de mi padre, para revolver entre los cablecitos y los tornillos.
Te habías sorprendido mucho aquella vez, cuando encontraste las grabaciones las primeras palabras que mi hermana y yo habíamos pronunciado o cantado. Como la canción del gusanito, y la de la negra Simona, que odiábamos a más no poder.
¿Y te acordás de las guerrillas de agua que hacíamos todos juntos en la cuadra? Salíamos con envases de detergente que llenábamos con agua y palanganas donde poníamos bombitas de agua, y nos corríamos por toda la cuadra, amenzantes, henchidos de alegría, sin aliento por la carrera, pero completamente felices, y el tiempo... el tiempo no pasaba nunca, el tiempo era nuestro, o salía corriendo para que no le tocara un bombazo de los nuestros.
En esa época Andrea organizaba las mejores fiestas de disfraces que se podían imaginar, y los asistentes íbamos todos disfrazados, desde Maxi, que a penas caminaba, hasta la abuela Rosa, la mejor cocinera de pizzas caseras del barrio. Entonces nos entreteníamos armando coreografías de las canciones de moda, y tenían tanto éxito que cada vez que se aproximaba una de esas fiestas, se armaban grupos distintos y hacíamos un festival entre nosotros. Participaban hasta los tíos de Andrea, que no eran muy dados con nosotros, los niños.
Lo más cómico era cuando Adela, la de la casa cerrada, llamaba a la policía por el barullo que hacíamos. Claro que luego, a fin de año, compensaba los sustos que nos hacía pasar, convidándonos con pan dulce y budín inglés que ella misma cocinaba.
¿Y te acordás de los torneos de tenis que improvisábamos en la calle, cuando ya nos había aburrido jugar a la mancha? Entonces colgábamos una cuerda desde el balcón de los Aragunde, hasta el balcón de los Pintos, y marcábamos con ladrillo los límites de la cancha. Teníamos todo tan bien planeado que cuando aparecía un auto, uno de nosotros, que estaba en la esquina de centinela, pegaba el grito "Auto!", nos daba el tiempo suficiente para desalojar la calle, descolgar de un lado la cuerda y dejar que el vehículo pasara por encima. Al final todos salían con el mate a la puerta, y se sentaban a mirar las idas y vueltas de la pelotita amarilla que aportaba Leo, o la familia Vázquez.
Jugar a las escondidas era todo un reto, porque había pocos límites en la cuadra, ya que casi todas las casas tenían las puertas abiertas, y uno podía meterse incluso pasando el zaguán.
Ahora ya no es lo mismo, las casas están casi todas cerradas y con rejas. Parece que en lugar de proteger del exterior, uno quiere proteger a los de afuera de los que viven allí adentro.
La mayoría de nosotros, los de entonces, crecimos y nos fuimos yendo. Los que vuelven no son los mismos, excepto cuando a fin de año se arma la fogata en la esquina, donde se queman los judas y los muebles viejos, y siempre terminan viniendo los bomberos para apagarla. Tú dirías como siempre, que el alcohol acerca a las personas. Los abrazos son infinitos, interminables, y es el único momento del año donde se revive aquel espíritu de vivir a puertas abiertas. Así que por lo menos se ha mantenido la costumbre de ir a brindar de una casa a otra, y en cada una de ellas te vuelvan a llenar la copa para que sigas el recorrido.
Pero de todo esto ya sabes, porque lo hemos hablado miles de veces.
Sin duda nuestro momento preferido era cuando llovía en el verano, y salíamos a navegar con barcos de papel. Siempre fuiste mejor que yo en eso de los barcos. Los míos terminaban hechos un asco antes de llegar a la mitad de la cuadra. Sin embargo, los tuyos podrían haber dado la vuelta al mundo, aún bajo el peor de los vendavales.
Debe ser por eso que decidí escribirte hoy, este día en que de repente se llenó el cielo de nubes y empezaron a caer las gotas, mansas pero resueltas a hacer lo suyo.
Y lo suyo, bueno, sabes que siempre quise descubrir qué era "lo suyo", lo de la lluvia y sus efectos.
El olorcito que asciende hacia las narinas cuando empiezan a caer las primeras gotas queda suspendido en el aire, devolviéndonos a quién sabe qué momento, qué emoción, remontando vuelo hacia atrás en el tiempo como una cometa furiosa que rompió el hilo que la mantenía prisionera.

Desde entonces, desde ese primer despertar de la tierra, ya no hay calma, sino un caos de recuerdos y nostagias que se pelean por ser primeros en el pelotón.
Allá van saliendo, abarrotando la mente, y encontrando una salida de escape en el momento menos previsible.
Hoy empecé recordando todo esto que te cuento, o mejor dicho, re recordándolo, porque estas son imágenes que han quedado impregnadas en mi memoria desde siempre.
El remate de estos efectos, ocurrió cuando volvía a casa esta noche.
Decidimos subirnos cuatro personas a un taxi, porque la lluvia ya no daba para la caminata hacia la ruta y los cambios de ómnibus. Así que allí estábamos apretujados entre nosotros y contra la mampara.
¿Nunca te pusiste a pensar que desde que se impusieron las mamparas en los taxis, la gente habla más fuerte? Es un enorme entrenamiento para el cuerpo el tener que decirle al taximetrista cuatro direcciones distintas, cuando la radio está al mango con Los Redonditos de Ricota, y la operadora va mechado sus "Primero", "Segundo", "Movil 22" a nuestras indicaciones.
Pero volviendo al grano, ninguno de nosotros tenía la energía suficiente como para hablar demasiado, así que cada cual se concentró en sus pensamientos. Yo me concentré en la actividad de taximetrista, que cada cinco minutos se dedicaba a pasarle un trapo al vidrio empañado, rodeando el cartelito de "Libre", y haciendo una especie de contorsión inverosímil para no enredarse con el rosario, el pinito, el chupete de bebé, la cinta del radio con numerosos pines, las moneditas de I Ching con sus flecos rojos, y demases piringulines y abalorios que colgaban de su espejo retrovisor.
Mis compañeros fueron depositados en sus respectivas casas, y quedé última en el city tour de la noche. Cuando el taxi dio la vuelta en la última calle larga, ya no se empañaba tanto el vidrio de enfrente, así que perdí la atención. En lugar de eso, miré a un costado, por mi ventanilla, y me dediqué a observar hacia afuera todo lo que podía. Demoré unos dos minutos en darme cuenta de que mi vidrio sí seguía muy empañano.
Creo que no lo pensé, fue más bien un reflejo. Cerré mis puños y apoyé el canto de mis dos manos cerradas contra el vidrio. Necesitaba hacer el retoque obligado para este acto, pero el taxi seguía en marcha. Esperé unos segundos sin saberlo, y un semáforo nos obligó a parar. Entonces, coloqué el broche de oro, cinco hermosos puntos sobre las marcas dejadas por mis puños.
El chofer me sacó del trance en ese momento con una espectacular carcajada.
- Estás insipirada que me dibujás en el vidrio!! -
- No lo pude evitar...- Le contesté a los gritos (la mampara tiene el cartelito de "Hable Fuerte"), dóndome cuenta de lo que acababa de hacer.
- Ya lo noté. Por eso te frené para que le hagas los dedos. - Me contestó.
Al bajarme del taxi los pude ver. Dos piecitos dibujados en el vidrio empañado, al mejor estilo de la propaganda de Hang Ten (jeans and casuals).


(Cuando SEA grande VOY a SER el OLOR A TIERRA MOJADA.)

19 setiembre 2006

Equinoxio

Todavía no ha llegado la fecha oficial, pero el termómetro se mantiene sobre los 20 grados en los mediodías y tardecitas montevideanas, desde hace un tiempito ya.
El sábado eliminé de mi cama una de las frazadas, haciendo que el acolchado de plumas y la sábana sean suficientes para no pasar frío en la noche.
Además, hoy mismo, camino al trabajo, pasé por esa casa antigua, la del jardín extraño, y la glicina estaba repleta de racimos lilas, colgando, transformando la pared o muro que separa el jardín de la vereda, en un hermoso paisaje.

Me imagino que algunos durazneros y peloneros deben haber florecido ya, y me muero de ganas de recorrer la calle Feliciano Rodriguez, cuyos árboles florecen de múltiples maneras. Tengo nuevos pajaritos piando en el agujero de mi extractor ausente...
En uno de los tomos del invaluable Tesoro de la Juventud, había un cuento que me gustaba releer en mi tierna infancia. Recuerdo esa frase en donde alguno de los personajes decía que la Primavera había creado los colores. Bien podría ser cierto.
Ya hay brotecitos verdecitos en los árboles de la ciudad, y olor a flores, de esas que se abren de noche y esparcen su aroma, haciendo que uno se detenga y deje que la nariz lo guíe a la fuente de tales encantos.

Pues bien, todo indica que ya es primavera. Hasta mis ganas de cocinar. El fin de semana me mandé un surtido de quesos y jamones y rúcula y vino, y frutos secos, y frutas (a secas), y limpié mi cuevita de cabo a rabo.
En reconocimiento a la limpieza, mi plantita Minerva dio una flor de la familia de los cartuchos, hermosísima (y apestosa, cosa de hacer un buen acto de presencia para que se enteren las abejas que viven en el Congo). Y mi cactácea, la más pinchuda, está plagada de florcitas también, y el romero renaciendo.

Hablando de nacer, mi amigo Peter, desde la lejanía de su país nórdico, es padre desde hace una semana de una hermosa niña a la cual llamaron Lea. La primavera se esparce por el mundo, incluso hacia aquellas latitudes en las cuales no se supone que lo haga.

¿Y qué hay de una caminata por la rambla? ¿Cuántos de los montevideanos pudieron resistirse? ¿Y el disfrute que representa tomar una cerveza en el parador de la playa Malvín, con la brisita marina paseando por ahí?

Claro que siempre está presente la veta que nos caracteriza, el "sí, pero", el pesimismo que no podemos sacarnos de encima. Siempre falta algo, porque uno es exigente y cuando todo funciona bien, empieza a buscar los huecos en esta incipiente alegría reinante. Entonces se encuentran los contras, se encuentran las carencias, las ausencias, las tristezas, el estrés, la alergia que causan las pelusas de los plátanos y el polen de las flores, lo horrible de soportar el alboroto hormonal alrededor, y el saber que al otro lado de la ventana, el sol dibuja su arco en el cielo, mientras uno sigue mirando el panel a un metro y medio durante todo el día, ese límite del cubículo asignado.

Es por eso que para mí la primera es sinónimo de cambio, cambio en el sentido de toma de decisiones, de redefinición de rumbos y búsqueda de alternativas.

Y claro, para cualquier mujer, el cambio empieza por un corte de pelo. No mucho, sino lo suficiente.

14 setiembre 2006

Ventanas cerradas

No sé si es exclusivamente por el frío. Parece que hubiese una confabulación contra nosotros, la especie "voyeur". Montevideo cierra las ventanas.
Caminar por las callecitas de esta ciudad ya no es lo mismo... sentarme con una grappamiel a mi ventana ya no es lo mismo.

La curiosidad mata al gato... eso dicen. Quería saber qué sucede detrás de las persianas cerradas, a puertas adentro, en esos lugares donde sólo una rendija de luz deja suponer que hay habitantes dentro.

Justo cuando pensaba más en ello, se me cumple el deseo.
A puertas cerradas, y ventanas cerradas, apalearon a un amigo, hace una semana. Lo citaron con la excusa de hablar de una ofensa, pero le tenían preparada una emboscada. Le dejaron la cara desfigurada, pero al haber perdido el conocimiento con el primer golpe, que llegó desde atrás, no recuerda más que el haber despertado en la calle, donde lo dejaron tirado.

Los autores... una minita, y su reciente novio. La razón, nadie la sabe. Pero no hay razones que justifiquen lo predeterminado y cruel, lo violento y rechazable de este acto.

Y si la indignación continúa, es porque los autores de este delito trabajan en la misma empresa, y hoy jugaban un futbolito, mientras mi amigo prefiere no salir a la calle para no asustar a nadie con su cara demacrada.

A veces hay que tener cuidado con lo que se desea.



PD. Al menos tengo la certeza de lo redondo de este mundo.

08 setiembre 2006

InVIERnáculo. Segunda vuelta

Siiii, querubines, otro VIERNES Chez Dharmita. Y como no podía ser de otra manera, vuelven las carteleras de viernes, cargaditas, jugositas, de esas que se muerden como un durazno madurito y chorrea por la comisura de los labios, entre dulce y pegajoso...

Hummm.... ¿Por qué no habrán buenos duraznos en invierno, digo yo?

Ahí les va!

Exposición de fotografía en el Fotoclub Uruguayo
El 11 de setiembre a las 19:30 hs. Se inaugura el Salón Portafolio 2006, con la presencia de los trabajos de Federico Estol y Leticia Skrycky. Encima, la Embajada del Reino Unido decidió dar apoyo y todo. Tomá pa vos!

Otra exposición: Delmira Agustini
La curadora Carina Blixen se encargó de armar esta propuesta, representante de toda la vida de la escritora, que incluye manuscritos, primeras ediciones de sus libros, objetos y cuadros. Dicen, además, que existe una recostrucción completa de su nido creativo, el lugar de donde han surgido todas las bellas obras de Delmira.
Muchos o pocos sabemos de la vida tumultuosa de esta escritoria, y sus obras que no son más que una válvula de escape a las culturas y tradiciones de la primera parte del siglo XX.
Recuerdo que mi madre solía recitar uno de sus poemas cuando era chica, su famosa "Explosión".

Si la vida es amor, bendita sea!
Quiero más vida para amar! Hoy siento
que no valen mil años de la idea
lo que un minuto azul del sentimiento.

Mi corazón moría triste y lento...
Hoy abre en luz como una flor febea;
La vida brota como un mar violento
donde la mano del amor golpea!

Hoy partió hacia la noche, triste, fría,
rotas las alas mi melancolía;
como una vieja mancha de dolor
en la sombra lejana se deslíe...
Mi vida toda canta, besa, ríe!
Mi vida toda es una boca en flor!

Si este poema no les parece apasionado, entonces vayan y déjense conquistar.
En el Centro Cultural de España hasta el 21 de octubre. Encima es gratis!

Esculturas en vidrio.
De los artistas Pablo Salgueiro y Rosina Rubio. En Lupa Libros (Bacacay 1318 bis), de lunes a viernes, de 10 a 22 hs y los sábados de 10 a 16hs y de 20 a 24hs.

Tuttifrutti:

- Hay un Paseo de murales al bajar de la Fortaleza del Cerro, por la calle Chile.
Aparentemente, este paseo viene deambulando por distintos países y es especialmente recomendado para los niños. Además, es la esquina con Rep. Argentina, pueden cambiar el ritmo de la vista dejándose llevar por el paseo de artesanías del taller Janisa.
Mujuuy recomendable.

- El sábado 16 de Setiembre a las 21hs en Planta Alta (Centro Cultural del Mercado de los Artesanos), Esteban Klisich, EL Klisich! (Y sino, estudien sus manuales de armonía...), presenta "Natural". Con un repertorio que abarcará de todo un poco, de sus cuatro discos y algunas nuevitas, del año nuevo de paquete, que van a salir en un disco doble prontito, prontito. Considérenlo avant premiere. El cuadro viene así: Esteban Klisich (guitarra y voz), Virginia Cabrera (voz) y Fabián Sánchez (guitarra). Los 80 pé que se invierten son absolutamente rendidores. ¿Quién se suma?

- Drexler presentará su último trabajo "12 segundos de oscuridad", por allá, por la vieja patria. El lanzamiento del disco será el 18 de setiembre, y me dijo un pajarito que hay un tema que se llama Transoceánico que ya se puede escuchar enterito acá.

- X: Se viene la fiesta el 11 de Noviembre!!! ¿Creen que falta mucho? Nooo.... el tiempo pasa volando ¿Ya saben las bandas que estarán?
Confirmados: Bersuit Vergarabat - La Trampa - Buitres - Paulinho Moska - Alejandro Dolina y La Venganza Será Terrible - Lexicon Avenue (DJs - UK) - Trotsky Vengarán - Tabaré Cardozo - El Otro Yo - Bufón - Buenos Muchachos - Agarrate Catalina- Pablo Estarmín - La Triple Nelson - Dani Umpi - Max Capote - Autoramas (Brasil) - Curtidores de Hongos - Sociedad Anónima - Cursi - El Congo - Chala Madre.

Y según lo que leí, el predio del Parque Batlle agrega otros artistas como por ejemplo: Polizón Teatro - Magia - Tanguería - La Casa del Misterio - El Bosque encantado.

Ojo que este año disminuye la capacidad. Sólo 70 mil entradas serán vendidas, que serán un poquito más caras que en los pasados años.
Pero a cambio, se incorpora al Estadio Centenario, con escenario y todo, en lugar del Velódromo. Además parece que se organizarán mejor con la comida, para no tener que servir panchos en vasitos porque el pan se les terminó. Ja!!!
Creo que este año me prendo nomás. Parece que volverá a ser "Una noche de Paz", como se anunciaba en sus primeras ediciones.

Anoten: Las entradas se pusieron a la venta el 1 de Setiembre en CD Warehouse y Palacio de la Música con un valor de 180 pé. Vayan ahorrando.

Que tengan un excelente finde!

Pórtense mal!

06 setiembre 2006

Liliputienses VII - Esos ojos

Lorenzo se despertó de su siesta, se sentó en su cama mirando a la nada. Me pareció que no estaba despierto a pesar de que sus párpados se encontraban abiertos. Gabriel y Mandy, a un lado, jugando a las cartas japonesas, no dijeron una palabra. De hecho miraron al más pequeño casi con indiferencia.
Al minuto, Lorenzo se acostó de nuevo para quedar profundamente dormido, o quizás nunca había despertado en realidad.
Unos diez minutos más tarde volvió a incorporarse, saltó de la cama, fue hacia el único espejo que está más o menos a su altura y se miró:
- Tíaaaa, mis ojos son verdes. ¿Y sabés qué? No los puedo cambiar, porque están pegados.- Me dijo.

Mandy y Gabriel detuvieron su juego en el acto y me miraron, como esperando que dijera alguna verdad absoluta sobre ese hecho.
- Es cierto. - Le contesté. - ¿Te molesta? -
- Si. - Balbuceó, para luego volverse a acostar.

Quizás existe una determinada edad en la que empezamos a querer cosas que no podemos tener. Será más o menos a esa edad que Lorenzo está viviendo. Gabriel ya quiere muchas cosas, algunas posibles, otras increíblemente inverosímiles. Pero aún así las quiere, y a veces las obtiene con la imaginación.

Sin embargo, lo único que Mandy quiere, o al menos me ha dicho querer, es más tiempo para jugar, y la capacidad de ver más allá de los cuerpos y los objetos. Claro que ella lo dijo de otra manera:
- A mí no me molestan mis ojos, a mí me molesta no poder ver adentro de las cosas, y adentro de la gente, como hace Superman, pero mejor, ver las cosas que son. -
- Ah! Tú querés tener ojos biónicos. -
- No, Dhar..., no entendés. No quiero ver sólo las cosas, quiero ver las no cosas. -
- ¿Perdón? -
Gabriel quiso obrar de intérprete de Mandy ante mí.
- Tía, las no cosas, las que no se ven con los ojos nuestros. Ya hablamos de eso. Porque vimos esa película donde la mujer puede ver los fantasmas, y hablar con ellos, y la otra donde hay otra mujer que puede saber lo que siente el que está al lado, y eso... -
- Ah! Perdonen!! Ustedes hablan de algún poder paranormal que les permita leer el pensamiento o ver espectros... Pero eso dicen que no se ve con los ojos, se ve con un sexto sentido o algo así. -
Pero Mandy insistió.
- ¿Y qué pasa con el tercer ojo? ¿Ese no hace cosas como curar y eso? -
(Y ahí me metió otra vez en su juego... En el fondo, me gusta que lo haga.)
- Pues... eehhh, hay personas que se preparan espiritualmente para abrir el tercer ojo. Es decir, hacen muchos ejercicios y pruebas y pasan por muchas etapas para poder ser capaces de curar a los demás. Conocí a dos personas que hacían eso. Luego de abrir el tercer ojo, pueden curar solamente poniendo las manos cerca de donde las otras personas tienen dolor, o heridas. -
Mi explicación sólo despertó los comentarios por lo bajo y miradas cómplices entre Mandy y Gabriel. Se reían y hacías gestos exagerados. Al final no pude resistirme.
- ¿Qué? ¿Qué pasa? -
Casi sin aliento, Gabriel me contó la razón de sus cuchicheos.
- Es ¿que te imaginás tía a las personas por ahí con tremendo ojo en la frente?-

01 setiembre 2006

InVIERnáculo

Más conocido como post de viernes...

Porque hay algunas noticias que se merecen ser contadas.

La primera: Concurso de crónica Hugo Alfaro

Y aquí les copio las bases:
BRECHA llama a concurso de nota periodística en género CRÓNICA.
1. BRECHA llama a concurso de nota periodística en género CRÓNICA. Podrán participar todos los uruguayos o extranjeros residentes en elUruguay que presenten notas escritas en español de acuerdo a dos categorías.
A. Jóvenes de menos de 29 años. (Que no hayan cumplido 30 años antes del 15 de octubre de 2006).
B. Mayores de 30 años.
Sólo quedan excluidas las personas que trabajen para BRECHA o tengan relación de parentesco con los que integran BRECHA o alguna forma de dependencia laboral con el semanario.
2. Tema y extensión. Las crónicas deberán - como único requisito relativo a su contenido - versar sobre el Uruguay de hoy. La extensión deberá tener un mínimo de 9.500 y un máximo de 19.000 caracteres con espacios (una y dos páginas del semanario).
3. Presentacion y plazo. Los participantes podrán presentar una o más notas por separado identificadas con el seudónimo correspondiente y en sobre que se identifique como CONCURSO DE CRONICA HUGO ALFARO donde conste a cuál de las dos categorías pertenece (A. Para jóvenes, B. para mayores de 30) y acompañada de un sobre cerrado donde figuren los datos personales del autor: Nombre completo, cédula de identidad, domicilio, teléfono y email. La crónica estará escrita en computadora o a máquina a doble espacio en tres copias. Las notas se recibirán de lunes a jueves en la sede de BRECHA Av.Uruguay 844 esquina Andes en horario de 9 a 18 horas.
El plazo deentrega vence el lunes 29 de Septiembre de 2006 a las 18 horas.
4. Se otorgará un solo premio indivisible que consistirá en
A. (Para menores de 29 años) La incorporación como colaborador de BRECHA durante seis meses .
B. (Para mayores de 30) Un viaje a Florianópolis para 2 personas con estadía paga.
5. El jurado podrá también otorgar las menciones que juzgue meritorias. Los dos premios y las menciones otorgadas serán publicados también en las páginas de Brecha y se abonarán como a un colaborador.
6. El fallo del jurado será inapelable y está facultado para decidir sobre cualquier cuestión que no esté prevista en estas bases. Quedan designados un jurado para cada categoría que integrarán:
A. (Para jóvenes). Ivonne Trías, Rosalba Oxandabarat y Carlos María Domínguez.
B. (Para mayores). Daniel Gatti, Sofi Richero y Ana Inés Larre Borges.7.
El solo hecho de presentarse implica la aceptación de estas bases y de que la nota pueda ser publicada por el semanario.
8. Los originales no serán devueltos.

------------------------------------------------

La segunda: Festival de largometrajes independientes: Llamale H

El festival recibe este nombre debido a la temática homosexual que tienen en común estos films. Disponibles en las carteleras de los cines Hoyts y Alfabeta, entre el 8 y 14 de Septiembre.
Durante este festival, también habrá unas cuántas mesas redondas, que merecen especial atención.
Por más información, acá les dejo el link.

------------------------------------------------

La tercera: Tienen agenda a un costadito.

Decidí hace un mes más o menos, dejar una agenda permanente de cosas que valen la pena, incluídos mis peregrinajes semanales al Hot Club, La Commedia y La Olla. Presten atención a la sección "Agendalo!!!" porque será objeto de modificaciones, incluso cuando no publique ningún texto en particular.

By the way: ¿Alguien me invita a lo de Moska y Johansen?

------------------------------------------------

La cuarta: Dharmita tiene un ocupa.

(Eso de hablar en tercera persona tiene un efecto singular en el ego)
Les explico. Desde hace unas semanas, fui invitada a participar de este blog junto con un grupo de escribidores como yo. Este blog ya está entre mis tolderías recomendadas: Negrita Cursiva.

Lo interesante de este hecho es que en este sitio, se propone un tema por semana, y los participantes en él escriben lo que sale, lo que les inspire la propuesta semanal.
Se van a dar cuenta por ejemplo, que he escrito allí algunos días en los cuales no escribí aquí en La Quinta Pata.

Guárdenlo en sus favoritos, ya que también hay aportes de Gabriel, Ludmilla, LaMaga, Susana Aparicio, Diego León, Ceryle, Basilia, V., Andre, Froggies, Sofía y Alejandro.
Que pasen un buen fin de semana.
Pórtense mal.